taxis
Varios

La guerra del taxi contra uber

Uber es una aplicación de móvil que permitía poner en contacto a conductores con pasajeros con la intención de compartir coche, a cambio de un determinado precio, siendo este bastante más bajo que el que podría cobrarnos un taxista con licencia.

Visto así podíamos pensar en que se podía tratar de una ganga de cara al usuario por ahorrarnos unos cuantos euros, pero esto lo único que sí ha permitido es el aumento de toda una economía sumergida, de chóferes sin licencia, que de forma particular utilizaban sus vehículos para transportar a personas, ain garantías y con el riesgo siempre existente de no estar en manos de profesionales.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

En seguida los taxistas se pusieron las manos a la cabeza y dieron el grito de alarma, no era para menos, la indignación y prepotencia son frutos de observar como alguien te quiere quitar el pan de cada día, que tanto cuesta ganar, tras pagar impuestos y gastos, que no suelen ser pocos.

En la provincia de Tarragona siempre se ha dicho que el Taxi es es el más caro de todo el país, es algo que se ha corroborado en varios estudios de asociaciones de consumidores, no es algo por tanto que perciba la gente sino más bien un dato objetivo, y hoy por fin me he enterado de que habrá una rebaja importante en la tarificación, nada más y nada menos que un 11% con respecto a lo que se estaba pagando hasta ahora.

La aplicación Uber, entendida como hasta ahora suponía un grave riesgo para los profesionales del taxi, pero por otra parte también fomentaba lo que se conoce actualmente como consumo colaborativo, vaya que lejos de la opción de hacer negocio con el tema existe otra variante muy interesante que es la de compartir coche.

Sin apps ni programas de por medio, lo de compartir vehículo es algo que se ha hecho siempre, en el trabajo, en la universidad, siempre con personas conocidas, y aquí es donde cualquier aplicación permitía hacerlo con desconocidos, aumentando las posibilidades de éxito pero también los riesgos.

De hecho en países como la India se ha prohibido pero por motivos bastante distintos, ya que en este país el problema principal fue el de la seguridad, con violaciones, robos y demás.

Ahora Uber quiere volver a ser legal y para ello sólo será una app que tenga una base de datos de conductores con licencia, con lo cual todos ganamos algo, porque se trataba de una utilidad muy interesante y porque por otro lado exigirá que los que se dediquen a ello paguen sus impuestos como todo hijo de vecino debería hacer.
Mi opinión sobre Uber y los taxistas
Hasta ahora no he planteado un post excesivamente polémico (al menos eso creo) y tampoco he dejado entrever mi opinión sobre la app Uber ni sobre los taxistas.

Supongo que en este caso ocurre algo similar a otros temas, los usuarios son los que finalmente deciden cómo consumir unos productos, o en este caso cómo usar unos servicios, y contra esto poco se puede hacer.

La cuestión es que desde los organismos públicos se nos invita a reducir el consumo, a usar el servicio público, a no contaminar, e incluso he oído más de una vez lo de compartir vehículo como algo positivo, entonces ¿en qué quedamos?.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Luego existe otra problemática que es la de la calidad del transporte público, algo que no sólo afecta al sector del Taxi y que es trasladable a cualquier otro medio como el de los autobuses, el tren, metro, con incidencias en horarios, conductores que no siempre son todo lo amables que deberían, etc.

Seguro que todo el mundo tiene alguna anécdota que puede contar sobre ello lo que demuestra que hay algo que falla.

Es, por otra parte, como si obligaran al consumidor a no usar los servicios “más oficiales”, por decirlo de alguna manera, a verse obligado a tener que ir en su propio coche o a buscar esas alternativas, como era Uber, en busca de pagar mucho menos por llegar a destino.

google adwords
Publicidad

Cómo gestionar campañas de publicidad con Adwords

Google Adwords es posiblemente el mejor sistema de publicidad para anunciarse en internet, de la mano de todo un gigante podemos comenzar a aparecer en los anuncios sea cual sea nuestro presupuesto diario.

Pero a pesar de que el sistema sea fantástico no todo el mundo sabe cómo gestionar una buena campaña de publicidad de este tipo, por esa razón encontramos el SEM que no deja de ser el arte o la ciencia, según se mire, que estudia el posicionamiento de los anuncios de pago, porque de esto dependerá que tu anuncio aparezca en un lugar mejor que el de tu competencia.

En Adwords tu estableces el presupuesto diario y también el que estás dispuesto a pagar por cada click que hagan en tu anuncio y esto puede ser positivo pero igualmente peligroso si no se sabe hacer bien porque se pueden cometer errores que nos hagan perder dinero.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

En esta plataforma publicitaria encontramos dos tipos de campaña básicamente, la de red de búsqueda,  que como su propio nombre indica es sobre lo que el usuario vaya a buscar en Google y las de red de display, en la que dependerá de otros factores.

A groso modo si se prefiere podría decir que para la red de búsqueda usamos anuncios de texto, y para display esos banners, animados o no.

De hecho para los usuarios que se inician en esto es muy recomendable la campaña display, porque podrás aparecer en medios que posiblemente nunca podrías con un presupuesto reducido.

Yo mismo confieso que es la que mejor resultados me ha dado en lo que llevo dedicándome a esto, consiguiendo presupuesto y clientes.

En cambio todo lo que suponga competir en la red de búsqueda significará hacerlo por unas palabras clave, es decir que nuestro anuncio de texto aparecerá cuando un cliente busque un término determinado y si hace click en nuestro anuncio pagaremos la cantidad de la puja.

El mercado de las palabras clave suele estar muy competido y es un auténtico dolor de cabeza, a mí me gusta encargarle esta tarea a terceros porque tienen sistemas más potentes y eficientes y porque trabajan directamente con Google, creo que en España sólo hay dos empresas que disponen de ese software y por tanto pueden ofrecer mejores resultados que el resto.

Aunque no lo parezca gestionar campañas de publicidad con Adwords puede suponer un auténtico dolor de cabeza si no se hace bien.
Campañas de red de display
Así que me voy a centrar en  las campañas de red de display porque considero que son mucho más atractivas para el que empieza y no dispone de ese tipo de software tan potente.

El secreto de una buena campaña en Google Adwords está en segmentar, segmentar y volver a segmentar.

Podemos llevar a cabo una buena cantidad de campañas, con lo que vale la pena que filtremos creando micronichos de mercado para acceder exactamente al público objetivo que nos interesa.
Al principio os puede hacer gracia que os llamen de lugares que están a miles de kilómetros de distancia, pero si no podéis atenderlos correctamente, habréis perdido dinero con ese click.
Siempre depende del tipo de negocio pero por lo general la segmentación se lleva a cabo por idioma, después otro punto importante es la localización, teniendo en cuenta que es información no siempre es veraz y que muchos proveedores de ADSL registran datos de capitales como Madrid o Barcelona, y por último y no menos importante los medios en los que queremos aparecer.

En cada medio tenemos un dato interesante que es el tráfico mensual estimado, un factor que puede parecer determinante, pero que no siempre tiene que ser el que decante la balanza.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Mi consejo es que no os juguéis a una sola carta vuestra publicidad en Adwords y que intentéis aparecer en webs en las que vuestros posibles clientes puedan recaer si buscan información en internet, algo que tampoco está de mal es que visitéis las páginas e intentéis indagar donde se encuentran los anuncios que ellos publican.

Otro aspecto interesante es acceder a webs de control de visitas, como la de la OJD, que nos puede dar una cantidad más ajustada de las páginas vistas y usuarios únicos que entran en los diferentes medios.
El diseño de los banners
Google ofrece a los usuarios de Adwords una herramienta con la que podrán crear banners animados HTML5 o incluso Flash, pero suelen ser bastante rudimentarios y al final todos los anuncios acaban pareciéndose con lo que perdemos ese punto de captar la atención del visitante.

Sea estático o animado, lo ideal es que seamos nosotros los que diseñemos los anuncios para estar seguros de que realmente el resultado sea el que queremos de verdad.

También es recomendable que trabajemos con todos los tamaños propuestos en Adwords y no nos limitemos a un solo tamaño.
¿Y si no sé por dónde empezar?
Google es grande en muchos sentidos y pone a tu disposición un número de teléfono totalmente gratuito en el que te darán la ayuda que necesitas, además para los primerizos cada dos por tres están haciendo promociones en las que te dejan probar regalándote saldo.

Aunque no es precisamente en lo que estoy especializado, tampoco tendría inconveniente en echar una mano a quien lo necesite en esta materia, sobre todo a despejar dudas existenciales…

tarifa plana cine
Internet

La tarifa plana es la solución

Las páginas web que se dedican a compartir contenidos multimedia como películas, series de televisión o incluso música se encuentran en una auténtica encrucijada, no es para menos, la nueva ley persigue este tipo de plataformas.

El mundo audiovisual está sufriendo y a veces la culpa se le echa a los usuarios, que han adoptado una serie de posturas a espaldas de la industria, sin tener en cuenta que tras cada proyecto hay todo un equipo que ha estado trabajando muy duro, y en ocasiones por menos de lo que pensamos.

Sin embargo en lugar de buscar soluciones que se adapten a los hábitos del consumidor, nos encontramos con una visión un tanto victimista (no siempre claro) de los productores.

Iniciativas como el llamado día del cine en el que se pueden visionar films en las salas a precios muy reducidos han sido un auténtico éxito, y eso es algo que da que pensar, porque si unos días concretos este planteamiento triunfa, lo más seguro es que el resto del año también si los precios se mantienen al mismo nivel.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Es el momento de cambiar el chip en cuanto a la forma de pensar de los que se dedican a comercializar con lo audiovisual y de implantar estrategias que realmente sean acordes a la forma de pensar y lo más importante, de actuar, del consumidor.

Algo parecido ocurre en internet, si al usuario le damos la oportunidad de poder ver o incluso descargar de manera totalmente legal un contenido pagando una pequeña cantidad, seguramente optará por esta solución, sin embargo si esa cantidad es demasiado elevada no conseguiremos cautivar y será más complicado que se deje de piratear.

El problema parece ser el precio a cobrar…

No debe ser nada fácil establecer un precio por descargar o visualizar contenidos, ¿de cuánto estamos hablando?, ¿es realmente rentable para las productoras una tarifa plana?.

Hablo sin conocimiento de causa porque me faltan datos para contestar a estas mismas respuestas, pero voy a poner dos ejemplos que funcionan en la actualidad:

Kindle Unlimited

El Kindle Unlimited de Amazon es la tarifa plana para ebooks, se trata de una tarifa que tiene un coste de tan solo 9,99€ al mes y puedes acceder a una gran cantidad de libros electrónicos, no a todos, pero sí a un abanico enorme de entre 700.000 publicaciones.

En Amazon dejan probarlo durante 30 días y la verdad es que resulta bastante adictivo para todos los que aman la lectura en formato digital porque permite acceder a multitud de contenido.

El truco de Amazon está en que es una especie de biblioteca, la idea resulta atractiva pero como mucho puedes tener 10 libros simultáneamente, si quieres tener algunos más en tu dispositivo, tienes que devolver alguno.

Más información en su web oficial:
Kindle Unlimited

Spotify Premium

Spotify cambió nuestras vidas para siempre, poder reproducir en cualquier momento aquella canción o aquel disco o hacer listas de lo que más nos guste sin tener que pagar y además legalmente, disfrutando de la música sin tener que llenar discos duros.

Pero Spotify tiene inconvenientes, el primero la publicidad, eso que de vez en cuando te vayan lanzando mensajitos no siempre gusta, es como una especie de radio, y la segunda el hecho de que se necesite internet para usarlo.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Con Spotify Premium se eliminan los anuncios y la música estará disponible sin internet y en los dispositivos que queramos como smartphones o tablets y todo ello, que curioso, por 9,99€ mensuales.

El gancho de Spotify es el de acceder a la tarifa plana durante 3 meses de prueba por 0,99€ y después su cuota normal.

Más información en su web oficial:
Spotify Premium

Y ¿para el contenido visual qué?

Para el cine y las series de televisión hasta hacer poco estábamos obligados a tener que suscribirnos a los canales de pago para poder disfrutar de un mayor contenido, aunque en series de televisión bien, pero en cuanto a películas no tanto.

iTunes puso a la venta contenido digital como películas, tanto de alquiler como de compra, aunque muy lejos de ese concepto de tarifa plana del que hablaba antes.

Encontramos en Nubeox.com, del grupo Atresmedia permite acceder a hora y horas de televisión con canales premium, series, así como películas por una cuota mensual de 10€, es quizás lo más parecido ahora mismo al modelo que estaba proponiendo.

Si no queremos suscribirnos, podemos igualmente alquilar o comprar ese contenido.

Estas fórmulas están realmente bien y son competitivas para poder disfrutar de contenido audiovisual pagando una pequeña cantidad, aunque imagino que el lector estará pensando que 10€ pueden suponer otro gasto mes, es una manera cómoda de no tener que ir entrando en webs peligrosas…

Puede que el futuro esté precisamente en esas tarifas planas, que la idea que ahora comienza a surgir acabe imponiéndose con diferentes precios pensados para todas las economías y ajustados a las necesidades de cada usuario, según el tipo de contenido que quiera disfrutar.

Y lo más importante, conseguiríamos relanzar una industria que está algo mermada debido a la falta de subvenciones y que constantemente debe reinventarse.

programar-para-smartphones
Desarrollo de aplicaciones

Programar para smartphones

Metidos ya en el año 2015 el panorama tecnológico se divisa bastante emocionante, como viene siendo de costumbre en los últimos años.

Cuando pensamos en programar apps para smartphone de forma específica nos viene a la cabeza todo un conjunto de sistemas operativos, por suerte bastante reducido,  podríamos hablar de iOs, Android, Windows Phone y Blackberry.

Aunque probablemente encontremos algún otro sistema operativo más, también su uso es muy minoritario con lo que deberíamos centrarnos en los que más se utilizan para llegar así al mayor número de público.

El hecho de que existan varios sistemas operativos supone que tendríamos que trabajar para poder programar para todos ellos, y eso supone tener que aprender a hacerlo, dedicando muchas horas para cada uno de ellos, lo que es muy poco productivo.
iOs
iOs es el sistema operativo usado en los dispositivos móviles Apple, tanto en su móvil, iPhone, como en sus tablets iPad.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Hoy en día su uso está realmente extendido, podríamos decir que comparte liderazgo con Android, a pesar de que en el mercado haya una mayor cantidad de terminales con el sistema de Google.

En el caso del sistema operativo de Apple, el iOs, nos obliga a tener que trabajar con un Mac para poder programar con Objetive C y el XCode, que se pueden descargar de forma gratuita desde cualquier equipo de la marca.

Su aprendizaje no es excesivamente complicado, se trata de tener conocimientos bastante básicos a nivel de programación y el sistema permite, de forma intuitiva realizar pequeñas apps.

Eso sí, a la hora de publicar las apps realizadas en el App Store deberemos tener en cuenta que hay que pagar una cuota anual de desarrollador y deberemos esperar a que la aplicación sea aprobada según los términos y condiciones de Apple.

No por ello hemos de desistir…

Por tanto si pensamos en programar para smartphones debemos pensar, sí o sí, en hacerlo para este sistema.
Android
Es sin lugar a dudas el líder, con una diversificación de teléfonos móviles de todas las marcas, modelos y precios, lo que significa que llegaremos también a todo tipo de segmentos.

Para programar apps en Android necesitaremos un entorno de programación como Eclipse y descargar los SDK.

Aunque aquí la línea de aprendizaje no es tan simple, deberemos tener conocimientos Java y quizás pelearnos con algún que otro manual.

En cambio la publicación en el Play Store es realmente sencilla.
Windows y Blackberry
El primero está en alza y el segundo en caída, pero aún así todavía encontramos seguidores fieles de ambos que están aferrados a un modo de trabajo y no quieren probar nada más.

Sin embargo como desarrollador considero que tener que aprender a programar para estos dos sistemas si todavía no tenemos controlados los otros dos no es una gran idea, pero si buscamos especializarnos nunca está de más.

Antes de que os embarquéis en la aventura de programar para Windows Phone o para Blackberry os recomiendo que echéis un vistazo al siguiente punto.
PhoneGap
¿Y si pudiéramos programar de una vez las aplicaciones sin tener que preocuparnos por el sistema operativo?

Parece el sueño de todo desarrollador ya que mejora y mucho nuestra productividad, usando además un solo programa y lenguaje.

PhoneGap es una solución adquirida por Adobe que nos permitirá elaborar aplicaciones móviles usando los lenguajes de programación que ya conocemos como pueden ser HTML, CSS y Java Script.

Sí, si sois diseñadores web esta es vuestro framework, además la integración con Dreamweaver es perfecta y será muy sencillo obtener el resultado final así como subirlo a cualquier market disponible.

Si esto no es suficiente, con PhoneGap también podremos ampliar la cantidad de sistemas para los que trabajar, nos encontramos como Bada o WebOs.

Y la línea de aprendizaje es mucho más simple y lineal para todo aquel que venga de diseñar páginas web o de programar con cualquier otro lenguaje.

Tenéis más información en el enlace oficial de PhoneGap.

television
Publicidad

El primer anuncio del año

Las cosas no son como antes, no hace falta ser un genio para darse cuenta de eso, supongo que son las típicas reflexiones que puede hacer alguien que se da cuenta del paso del tiempo y ayer con la tradicional Nochevieja caí en la cuenta.

Uno de esos recuerdos de infancia que tengo en la memoria es cuando todos nos sentábamos delante de la tele con esa curiosidad de conocer cuál sería el último anuncio del año, y por supuesto cuál el primero.

Ese momento fugaz carente de trascendencia alguna era capaz de captar la atención de la gente alrededor de la televisión en una sociedad en la que no existían todavía ni móviles, tabletas ni ese invento del demonio que ha supuesto internet.

Puede que precisamente por eso, por no tener tantos medios a nuestro alcance, la tele ganaba el posicionamiento como el medio más eficaz, era algo indiscutible, se trataba de 20 segundos de gloria, de un instante que quedaría en la retina de las personas, en ese subconsciente al que todo publicista quiere acceder.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Las grandes empresas pujaban fuerte por ocupar ese puesto, ese enorme privilegio por convertirse en el primer spot, como esfuerzo por ganarse la confianza del espectador como recompensa a su marca.

Hay algo más que es necesario valorar, a parte de la irrupción de internet, y es que en el canal público de televisión ya no hay publicidad, y el otro punto sería que ahora tenemos un abanico de posibilidades, dentro de la tele, tan grande como canales de TDT lo que supone todo un reto para los anunciantes para elegir qué canal es mejor para aparecer.

Ahora mismo me encantaría tener en la mano un dato fundamental en todo esto, más que el tema de las audiencias, es saber con certeza cuantas personas se fijan en el primer anuncio, qué familias son capaces a contestar a esto.

Me temo que nadie.

La gente cuando han acabado las campanadas lo que hace es comenzar a mandar Whatsapps o incluso llamar para felicitar a sus conocidos, ya no parece que exista el colapso de años anteriores, y esa esa forma de actuar se ha convertido ya en una tradición.
Otras formas de captar la atención del espectador
Si el impacto del último y el primer anuncio ya no causa el mismo efecto en el telespectador, entonces era necesario buscar otras fórmulas que causaran, en la medida de lo posible, un efecto similar.

Hace tiempo que el bartering ocupa nuestras vidas en los medios, se trata de una de esas técnicas que Emilio Aragón usaba magistralmente en sus series, con la aparición de productos que sus personajes usaban en sus series.

Ayer volvimos a verlo, presentadores brindando con cerveza de una conocida marca, seguramente no conseguirán que cambiemos nuestros hábitos, pero puede que un día sintamos curiosidad por probar esa marca en concreto, y tal vez lo hagamos sin saber exactamente las razones por las que queremos hacerlo.

Con lo que cuesta un spot de 20 segundos en televisión y en esa franja horaria, podríamos planificar toda la campaña del año de una pyme en varios medios, claro que cuando el presupuesto aprieta es cuando debemos mirar de forma más detenida en qué invertir.

Hoy en día es mucho más efectiva una campaña de Navidad de goteo constante, si es que es ese el propósito y quizás no jugarnos toda la carta a aparecer como primeros de cartel en una noche en la que tampoco sabremos si la audiencia, y lo más importante, nuestro target, estará por la labor de fijarse en nuestro mensaje.