javier arevalo
Blogs

Domainer vs. Blogger

Comencemos por el principio…
¿Qué es un domainer?
Podríamos decir que un domainer es aquella persona que registra varios nombres de dominio con la intención de venderlos (o incluso alquilarlos), normalmente estos dominios carecen de contenido, no hay una web sólida detrás.

En cuanto a Blogger, creo que a día de hoy todo el mundo entiende que se trata de quien posee un blog (como mínimo) y lo mantiene más o menos activo.

Una vez aclaradas las cosas voy a comenzar con mi pequeña reflexión acerca de lo que me he ido encontrando durante estos años.

Por un lado me considero un blogger más que un domainer, es decir, cuando registro o compro un dominio, lo hago siempre con la intención de trabajar en un proyecto, un desarrollo, de un blog, con información que pueda resultar interesante, y generalmente, porque no decirlo, con la idea de que pueda incluso ser rentable económicamente, cosa que es más bien complicada.

A veces los proyectos no acaban fructificando, cosa de compaginarlo con trabajo, familia, y otros quehaceres, básicamente por ser un hobbie, más que una profesión en sí.
Muchos blogs… o sólo uno y que funcione
Siempre he creído que es mejor tener un blog que funcione a tener 50 y que ninguno tenga muchas visitas, pero eso es solamente la teoría.

A medida que va pasando el tiempo vas teniendo ideas, vas registrando dominios, y si no los pones en marcha, entonces es cuando piensas que incluso te puedes convertir en un domainer e intentas venderlos en portales especializados.

Entonces es cuando te conviertes en un domainer por necesidad, por cierto, aunque durante un tiempo lo he considerado poco ético, por creer que es una especulación pura y dura, últimamente no lo veo como tal, pero siempre con ciertos matices.

Si compras un dominio pensando en poner en marcha un negocio o proyecto y este al final no se lleva a cabo, o simplemente no da el resultado que esperas, ¿por qué no venderlo?, es tratar de darle una salida lo más decente posible.

En definitiva, pasar de blogger a ser domainer, por necesidad, tampoco es algo tan grave, serlo simplemente como negocio es totalmente legítimo, y si no que se hubiera regulado de otra manera desde el principio.

Otra cosa es que sea tan rentable como lo era hace unos años, ya no se pagan cifras astronómicas, y hay más alternativas que nunca.