ipad
Apple

¿Es el nuevo iPad el ordenador del futuro?

Mi viejo iPad se ha jubilado, el pobre ha llegado al 2018 en plenitud de condiciones, de hecho no tiene ni un solo rasguño, pero parece que la llamada obsolescencia programada, muy descarada por cierto, ha obligado a que lo meta en el baúl, junto con el primer iPod, el primer Galaxy Tab, etc. con los que tal vez en unos años monte un museo.

En otras palabras, que ese iPad vetusto ya no se pueda actualizar y que no puedas ejecutar algunas apps (o casi todas), que la mayoría de las webs que visites no sean compatibles, es abocarlo al fin.

El sustituto ha sido, como no podía ser de otro modo, otro iPad, buscando esa comodidad de no tener que ir acuestas con el portátil (en la cama, por ejemplo), y aunque el comentario os parezca una alabanza a la vagancia, lo cierto es que no es lo mismo, por tamaño ni peso.

Ahora mismo la competencia en cuanto a tablets es atroz, Microsoft con su Surface destaca enormemente, y en cuanto al universo Android encontramos modelos con prestaciones y precios diversos, pero yo me sigo quedando con Apple.

El uso que le hago al iPad es brutal, no se limita a las redes sociales, ni tampoco a la lectura de webs, medios, a escribir posts, a escuchar música, videos de Youtube, televisión, películas de Netflix, leer libros, estudiar, realizar los ejercicios o llevar mi contabilidad o incluso mis entrenos de running.

Podría decir con rotundidad que no tiene nada que envidiar a cualquier ordenador de sobremesa, incluso cuando hablamos de programas de diseño, la cosa comienza a ser distinta a hace unos años, donde tal vez era el único punto débil.

Seguramente por esa razón, porque los diseñadores demandaban un producto que pudieran utilizar, al menos en la mayoría de casos, aunque hablamos de puntos muy específicos, como crear un boceto, retocar una imagen (no de un modo genérico) o tomar notas (de la manera más natural posible).

Realmente todo lo que he comentado tampoco es posible llevarlo a cabo con un ordenador sin los programas ni accesorios necesarios.

Tal vez ahora sí, por fin se puede decir alto y con rotundidad que el iPad ha superado con creces al ordenador, el iPad no es el ordenador del futuro, ya es el ordenador del presente.

iPod Nano
Apple

Apple dejará de vender el iPod Nano y el iPod Shuffle

Apple ha tomado la decisión de retirar definitivamente del mercado los modelos iPod Nano y Shuffle, la decisión es meramente comercial, aunque es cierto que a los que hemos usado ambos productos nos entra una cierta nostalgia con este tipo de noticias.

En su día el iPod Nano supuso una revolución, seguramente era el reproductor mp3 de moda, fácil de llevar y con una calidad de sonido increíbles.

Hoy todo el mundo sale a correr con un smartphone en un brazalete, pero cuando los smartphones no eran todavía una realidad, el Nano ya podía llevarse de este modo y registraba los km. realizados, supuso una auténtica revolución para los pocos que entonces dedicábamos nuestro tiempo a lo que hoy llaman running.

Con el iPod Shuffle hablamos de algo similar, un mp3 de unas dimensiones ridículas y con un clip, con el que se podía llevar encima a todas partes, este minúsculo dispositivo ha sido compañero de viaje en numerosas carreras y entrenamientos.

Pero las ventas son las que mandan, y no hay nada que hagan ambos dispositivos que hoy en día no pueda hacer un iPhone (o un smartphone convencional en mayor o menor medida), lo que ha supuesto que no tengan salida.

Otros aspectos que también influyen seguramente en la decisión es que no se ha avanzado con ellos en algunos aspectos en los que Apple ha estado trabajando, no pueden reproducir música en streaming a través de Apple Music, ni tampoco se puede conectar (en el caso del Shuffle) unos auriculares Bluetooth (por ejemplo), lo que realmente  transforman estos dos productos en obsoletos, aunque como todo lo que ocurre con esta marca, mejor guardarlos en un baúl de los recuerdos.