diseñar
Diseño web WordPress

Si pudieras diseñar la web de tu negocio

La mayoría de personas que tienen su propio negocio (o desarrollan una actividad profesional), no relacionada con la informática, no saben diseñar páginas web y tienen que recurrir a un tercero o a otra empresa para que les desarrolle su web, pero esto finalmente es un error.

Seguramente pensarás que no tienes tiempo para llevar a cabo la página de tu empresa, pero y si pudieras diseñar la web de tu negocio sin que esto supusiera ni tener que pagar cuotas recurrentes ni tener que llamar al diseñador o programador web de turno cada vez que tengas que cambiar cualquier cosa.

Pues bien, esto no solamente es posible, si no que es más que recomendable.

¿Quién mejor que tú mismo para proyectar tu negocio al exterior?

No hay ni habrá nunca un profesional del diseño web que se involucre tanto en tu proyecto como lo harías tu mismo, tenlo en cuenta, esta es la base principal para animarte a probar por tu cuenta, necesitarás tiempo al principio, y algo de formación, no se trata únicamente de un ahorro de costes (sobre todo a largo plazo), también de poder desarrollar tu negocio en Internet sin depender de terceros.
¿Qué necesitarás para diseñar tu web? Previamente
Lo primero será hacerte con un nombre de dominio y lo segundo el hosting.

Vamos por partes, el nombre de dominio es básicamente el nombre que identifica tu página web, es decir el famoso www.elnombredetuempresaoelquesea.com, esto se compra y se paga cada año, su precio es realmente ridículo (suele estar entre 8 y 15€) y mi recomendación personal es que lo registres por 10 años, más que por un tema de ahorro de dinero, es porque de esta manera tu proyecto será entendido como de larga duración y se traducirá en posicionamiento.

Y el Hosting es el otro aspecto que no podrás obviar, el otro que podríamos decir que tiene un coste, en este caso es necesario seleccionar correctamente el alojamiento que necesitaremos, la idea aquí es la apostar por la calidad, son servicios que suelen pagarse anualmente, y a veces por querer ahorrarnos unos céntimos al final nos saldrá más caro.

Tu hosting deberá estar preparado para poder trabajar con WordPress, hay empresas que están muy especializadas, como es el caso de SiteGround, pero siempre puedes recurrir a cualquier otro, aunque a mí me encantan los valores añadidos que ofrece SG…
Por qué usar WordPress para crear el web de tu empresa
Hay una característica esencial que hace que WordPress esté por encima de otros gestores como son Drupal, Joomla o Prestashop, y es principalmente que es bastante intuitivo y fácil de utilizar, si a eso le añadimos seguridad y versatilidad, ya que prácticamente podremos hacer cualquier tipo de página con este gestor, entonces todavía le saca más distancia a sus competidores.

Hay algo que no te he comentado todavía, y es un pequeño secreto que puede marcar la diferencia para que tu web tenga o no éxito, y es que se actualice, que esté viva, que respire y que se note que lo hace.

De nada sirve tener un contenido estático, y este es el error que suelen cometer la gran mayoría de sitios empresariales, que no presentan un blog en condiciones, no promocionan en redes, etc.

Y para conseguir hacer todo eso WordPress es definitivamente el mejor.
Qué necesito para crear la página web en WordPress
Bien, partimos de la base de que no tienes conocimientos, aquí te recomiendo algún tutorial, en mi caso estoy preparando una serie de cursos presenciales y también online que si los pongo en marcha, básicamente cubrirán esa necesidad.

Pero entiendo perfectamente que no puedas esperar, así que tienes en Youtube infinidad de tutoriales, o en plataformas como Video2Brain con las que es muy sencillo iniciarte sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero.

Lo primero será instalar WordPress en tu hosting, esto con una empresa como SiteGround es muy fácil, gracias al CPanel, es cuestión de un par de clics.

Una vez instalada tendrás una web sin contenido (o con un contenido de demo), ahí es donde entra en juego que pongas la página en mantenimiento y un plugin que te permita poner una cuenta atrás…

Si no te gusta ese diseño, puedes buscar entre los numerosos temas, invierte un poco y compra alguno que te parezca interesante (la mayoría de plantillas son muy personalizables).

Y a partir de ahí la elaboración del contenido, hay secciones necesarias como el aviso legal, privacidad y cookies… aunque no lo creas a veces la parte más complicada es la de la redacción de los contenidos, saber qué decir y casi igual de importante, cómo hacerlo, porque hay detalles que pueden ser determinantes, por suerte cuentas con profesionales y empresas especializadas en este tipo de cosas y que te pueden ayudar.

Y si tienes dudas o no sabes por donde empezar, no dudes en preguntarme, estoy dispuesto a echar una mano a todo emprendedor que lo necesite.

velocidad
Diseño web Google WordPress

Mejorar la velocidad de una web en WordPress

Las páginas web y blogs realizados con WordPress tienen un pequeño problema, la velocidad de carga.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

WordPress se ha convertido en los últimos años en un gestor de contenidos fantástico para desarrollar todo tipo de páginas web, desde blogs (que era su cometido inicial) hasta páginas web de empresas.

Sin embargo un inconveniente importante a la hora de realizar webs con WordPress está en la velocidad de carga de estas, factor que es tenido en cuenta por Google para posicionarnos mejor en su buscador.

Demostrado que afecta al SEO, la preocupación de todos los webmasters que han diseñado su web con WordPress es cómo reducir la velocidad de carga, sea cual sea el dispositivo desde el que la visitamos, ordenadores, smartphones o tablets.
Medir la velocidad de carga
¿Nuestra velocidad de carga es rápida o lenta? No se trata de un aspecto subjetivo, sino más bien de algo que debemos medir, para ello tenemos diferentes herramientas, aunque la más recomendable es la que ofrece la misma Google: Google PageSpeed Insights obtendréis dos resultados, el primero que hace referencia a la carga desde móviles, y la segunda la que se refiere a la carga en un ordenador.

Nos aportará una evaluación, con una puntuación del 0 al 100 y una serie de consejos para que modifiquemos nuestro sitio web.
Aspectos que Google te recomienda que mejores…
En el resultado verás dos bloques diferenciados, elementos que debes corregir (los que son imprescindibles o más urgentes) y los elementos que puedes plantearte corregir.

Aunque la recomendación es trabajar para corregirlo todo, normalmente algunos de los puntos que suelen ser genéricos para todas las webs no optimizadas son los siguientes:

– Eliminar el JavaScript que bloquea la visualización y el CSS del contenido de la mitad superior de la página.
– Optimizar imágenes.
– Reducir el tiempo de respuesta del servidor.
– Especificar caché de navegador.
– Minificar JavaScript.
– Minificar CSS.
– Minificar HTML.

Desde la misma página de PageSpeed Insights podrás descargar algunos ficheros optimizados para que los apliques a tu página web, pero en el caso de WordPress tenemos algunas herramientas que podremos utilizar para mejorarlo todo, aunque en algunos casos es complicado conseguir los resultados más eficientes.
Eliminar el JavaScript que bloquea la visualización y el CSS del contenido de la mitad superior de la página.
Esto es uno de los principales dolores de cabeza de todo diseñador web y tiene que ver con los archivos Javascript y CSS que se encuentran en la cabecera de nuestro sitio y que impiden que se cargue rápidamente.

Si esta clase de ficheros son necesarios existen varias soluciones, una de ellas la de trasladarlos al footer, de esta manera la web se cargará rápidamente dejando para el final esos ficheros.

Si la web está desarrollada por nosotros con código, entonces bastará con realizar esta tarea, pero si hablamos de WordPress necesitaremos un plugin que se encargue de ello.

El plugin en cuestión se llama Above The Fold Optimization y hace precisamente eso, trasladar los ficheros al footer, eso sí, podremos elegir si queremos que sean sólo los css o los javascript o ambos…

Como no sabemos de que manera responderá el theme de nuestro WordPress, dicho de otra manera, es posible que la página no se vea bien si activamos ese plugin, es mejor que lo probemos antes para comprobar los cambios.
Optimizar las imágenes
Las imágenes que utilizamos para nuestros posts y páginas suelen ocupar un espacio considerable y esto también provoca lentitud, por tanto habrá que comprimirlas sin pérdida de calidad.

Algo positivo en el caso de la PageSpeed Insights es que podremos descargar esas imágenes ya optimizadas, pero como es obvio en el caso de WordPress nos gusta más usar plugins.

Un plugin interesante es WP Smush, es realmente efectiva porque se encargará de comprimir sin pérdida de calidad las imágenes que ya tengas y también las que vayas cargando.
Reducir el tiempo de respuesta del servidor
Contar con un buen proveedor de servicios, un hosting que sea rápido es crucial, pero existen otros aspectos que pueden determinar que nuestro sitio tarde en responder por culpa del servidor.
Especificar caché de navegador
Hay elementos que es necesario que definamos, pero volvemos a lo mismo, tocar código puede ser contraproducente.

Instalar algún plugin como WP Caché mejorará nuestro rendimiento, nos ayudará a cargar antes, pero no es el único que tenemos disponible, tampoco es conveniente tener instalados muchos plugins que hagan lo mismo aparentemente, porque paradójicamente esto hace que se ralentice.
Minificar css, javascript y html
Los archivos css y javascript pueden comprimirse, a la hora de escribir código muchos diseñadores no tienen en cuenta este factor, lo mismo ocurre con html.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Autoptimize es un plugin que concatena (unifica) los ficheros en uno, comprimiéndolos para que ocupen menos.
Otros plugins y cosas que puedes hacer
Otros plugins interesantes para optimizar esa carga son WP-Optimize que se encarga de limpiar nuestra base de datos de todo lo que nos sobra, comentarios spam, papelera, páginas eliminadas, etc.

Todo ello ayuda para que los tiempos de carga sean lo más decentes posibles.

También es probable que la plantilla que estés utilizando no esté todo lo optimizada que debería, siempre es mejor si el theme es de por sí rápido, si además instalamos y activamos los plugins, entonces conseguiremos todavía mejores resultados.

Por otro los plugins mencionados no siempre se llevan del todo bien con algunos themes, por tanto hay que ser precavidos, ir instalando, activando y viendo el resultado, para evitar sorpresas desagradables como puede ser que nuestro diseño se desorganice.

 

fireworks
Adobe Diseño web

Adiós definitivo a Adobe Fireworks

Si tuviera que llevar una app conmigo a una isla desierta seguramente mi elección sería Adobe Fireworks, vale tal vez me he pasado realizando esta afirmación, pero durante mucho tiempo ha sido ese software imprescindible, con un bloc de notas era capaz de programar, pero para editar imágenes o crear logos era sin duda el que mejor funcionaba, el más eficiente y rápido.

Han sido mucho años trabajando con él, yo lo conocí cuando todavía era Macromedia la marca y el desarrollador que se encargaba de él, y ahora sus días están contados con Adobe.

Siempre he creído que soy un poco freaky por tener predilección por este programa, supongo que es lo que distingue un diseñador web o un programador de un diseñador gráfico, que buscamos siempre la sencillez o la simplicidad a la hora de buscar un software que nos permita realizar retoques rápidos, cambios de tamaño, de formato, rebajar el peso, etc.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Alguien me rebatirá esto diciendo que con un Photoshop podemos hacer los mismo, y le daré la razón por completo, pero nos sobran muchas funciones, muchos filtros…

Durante un tiempo he estado abonado a Creative Cloud, sí, la suscripción de Adobe que permite disponer de todas sus aplicaciones, con actualizaciones constantes, hasta que descubrí que lo que solía utilizar siempre era Dreamweaver y Fireworks, y ya de forma muy residual el resto, como Illustrator o InDesign.

Si cualquier editor de código para MAC como TextWrangler o Aquamacs, por citar algunos hacen lo mismo, en el caso de Fireworks, aunque me ha costado más encontrar un sustituto, con una app de código abierto como Gimp o ya algo más decente como Pixelmator tengo bastante para el desarrollo gráfico para la web.

Adobe Fireworks ni tan solo está disponible como una aplicación única para tenerla en ese plan de Creative Cloud, es decir tienes que adquirir el plan más completo, el que trae todas las apps, para poder disfrutar de él, y encima sin actualizaciones.

No lo he comentado, pero por lo visto somos bastantes los que adorábamos, seguimos adorando, Fireworks y aunque tenemos que entender las decisiones de las empresas como Adobe, en este caso no comparto en absoluto la decisión de dejarlo atrás.

tienda-online
Comercio Electrónico Diseño web

Cómo diseñar la tienda online de un comercio

Estamos ya en pleno mes de octubre lo que significa que muchos comercios están pensado o ya han pensado en la campaña de Navidad como cada año y muchos negocios ya tienen planteada la estrategia a seguir, en cambio hay otros casos en los que encontramos tiendas que todavía no venden en internet o que no tan solo presentan una página web informativa.
En este post intentaré explicar las diferentes opciones que tiene un comercio tradicional, una tienda a pie de calle, para comenzar a vender online, no solamente especificaré qué es lo que hace falta, también entraré en detalles relacionados con la logística, el stock, etc. que muchas veces se dejan algo descuidados.

Dominio
Antes de ponernos a desarrollar la tienda online, a elegir qué sistema utilizaremos para llevarla a cabo, hemos de tener en cuenta algunos aspectos relacionados con el nombre de dominio y también con el servidor o hosting qué contratar.
Sobre el nombre de dominio, aunque existen varios factores a tener en cuenta, debemos ir con especial cuidado a la hora de elegir, podemos optar por el nombre de marca o de la tienda en cuestión, aunque otra opción que se está poniendo muy de moda es jugar un poco con el SEO, por ejemplo si vas a vender algodones adquirir tiendadealgodones.com…
Otra particularidad es la de la extensión de dominio, si será .com, .net, .es… lo ideal sería tener un punto com, pero en su defecto el punto net es una buena elección.
A menos que solamente queramos vender a través de internet a un público de una zona determinada, las extensiones territoriales de dominio como .es no siempre es el más beneficioso.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Hosting y Servidor
Una tienda online debe cumplir una serie de requisitos a nivel legal y técnico, uno de esos requisitos supone tener una IP española, una serie de avisos legales y es muy recomendable disponer de un certificado de nuestro dominio, el famoso protocolo https…
Con todo ello el precio de un hosting dedicado al comercio electrónico suele ser un poco superior al de un hosting más básico que el de una web que en principio no vende online.

Gestor de contenidos para tienda online
Para desarrollar una tienda online tenemos varias posibilidades, la primera la de programar desde cero una web, sin embargo esta opción aparte de resultar excesivamente cara, no nos aseguraría disponer de ciertas funciones, ni tampoco nos garantiza unos mínimos de seguridad, eso por no hablar de las constantes actualizaciones y modificaciones que deberíamos realizar.
Gracias a la evolución de los gestores de contenido de comercio electrónico, hoy podemos elegir entre un abanico bastante amplio de posibilidades que nos ofrecen funcionalidad y seguridad.
Prestashop, Magento, OsCommerce, ZentCart o VirtueMart son algunos de los CMS enfocados a crear y gestionar una tienda online.
Y gracias al Plugin WooCommerce, podemos incluir a WordPress en esa lista de gestores.
Por varias razones y años probando distintos gestores finalmente me decanto por Prestashop y WordPress para este tipo de proyecto.
Tanto uno como otro sirven para poner en marcha nuestro proyecto en la red y dependiendo de cantidad de producto o tipología podemos acabar decidiéndonos por uno o por el otro.

El diseño
Al instalar la última versión de Prestashop nos vamos a encontrar con una tienda ya hecha, totalmente predefinida, pero que presenta una inconveniente enorme, y es que el aspecto que tendremos será igual para todas las webs realizadas con esa plantilla, es decir existen en el mundo miles de tiendas con exactamente el mismo aspecto.
Lo ideal sería conseguir editar una plantilla que podamos trabajar para conseguir un estilo propio, lo más único posible y que se ajuste a nuestra imagen.
En el caso de WordPress todo dependerá de la plantilla que utilicemos, pero en este gestor la posibilidad de edición es mayor.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Backoffice
El backoffice o trastienda, es precisamente el panel que nos encontraremos para gestionar el día a día de nuestra tienda.
Inserción, edición y eliminación de productos, cambios de precio, promociones…

Aspectos logísticos a tener en cuenta
Se sobreentiende que en el momento de poner en marcha la tienda en internet, hay una serie de aspectos que ya han quedado previamente resueltos, como son la constitución de la empresa o negocio o incluso otros temas como el de los proveedores, el stock o la logística (transportes, devoluciones, etc.)
Por eso este post se titula cómo diseñar la tienda online de un comercio, porque se supone que ese comercio ya existe físicamente y entonces hay un avance considerable de trámites que no son necesarios, porque ya se hicieron en su día.
En cambio el emprendedor que desea comenzar con una tienda online deberá sobreponerse a una serie de aspectos importantes, razón por la cual muchos vendedores noveles llegan incluso a tirar la toalla antes de iniciar el proyecto, aunque son pequeños escollos que si se superan darán lugar a nuestro negocio en internet.

publicidad
Diseño web Otros

¿Vale la pena tener página web?

Si comienzo a escribir este post es porque me he encontrado con multitud de empresas y autónomos que no consideran como algo realmente necesario tener página web, y otros que no le ven la utilidad y que piensan que no es algo que realmente pueda conseguir mejorar los resultados, por otra parte hay quienes son bastante incrédulos y consideran que es sólo cuestión de imagen, pero nada más.
De las bondades de tener una web ya he hablado muchas veces, de esa necesidad, incluso a finales del año pasado redacté una serie de razones por las cuáles era beneficioso tener una página propia. ¿por qué necesito una página web?

El coste inicial de una página web
Quizás la mejor manera de convencer a un pequeño empresario de que vale la pena tener página web sea comentándole que la inversión en diseño web, dependiendo siempre del tipo de proyecto, no tiene porque ser excesiva, aunque sí es cierto que todo ello es cuestión de saber la magnitud de la web que queramos tener, no es lo mismo una página de una peluquería de barrio que la de una empresa que vende a todo el mundo, el coste de diseñar una u otra tampoco será el mismo, obviamente.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El mantenimiento
Una vez puesta en marcha la propia página web, otro aspecto que es necesario desmitificar es el elevado coste que suele tener mantenerla, no únicamente por lo que vale cada año renovar nombre de dominio y hosting, también por el tiempo que dediquemos a generar contenidos y compartir en redes sociales, esa parte es tarea que puede llevar directamente el mismo emprendedor, sin necesidad de contar con la ayuda de un tercero.
Por tanto podríamos decir que el coste que tendremos en nuestra web será por una parte el que tengamos que abonar por dominio y hosting, es decir el espacio, correos, etc. y por otro el de la gestión de contenidos o incluso actualizaciones, que en algunos casos podemos llevar a cabo sin tener que contratar más servicios externos.

Recuperar la inversión
Es la idea principal, que lo que te haya costado tu página web sea recuperable gracias a los clientes que te aporte esta, es ese retorno de inversión o ROI, término fundamental en publicidad y que aquí también se aplica.
El ejemplo de una tienda online que vende por todo el mundo es el más claro en este sentido, solamente hay que valorar un poco, pero hay otros supuestos en los que puede ser interesante como en restauración (posibilidad de hacer reservas), inmobiliarias, etc., sobre todo por el valor añadido que aporta la página web y que permitirá al cliente poder reservar o comprar, o simplemente pedir información.
En otros tipos de negocio o en profesionales autónomos que ofrecen servicios, la clave estará en aparecer cuando busquen el servicio que ofrecemos o producto que buscamos, especialmente en tiendas físicas que quieran dar el salto y aumentar su público, pero igualmente en esos freelance que realmente quieren aparecer cuando alguien realice la búsqueda.
Pensemos que si el ordenador ya no es el dispositivo principal con el que se conectan los usuarios a internet, y tampoco lo es para buscar información, ahora lo es el smartphone, pero ambos con el denominador común de tener a Google como principal elemento para encontrar cualquier tipo de profesional o empresa.
En otras palabras lo importante es aparecer en el lugar adecuado en el momento adecuado, conseguir eso es cuestión de esfuerzo, sí, pero una vez se alcanza ese objetivo mantenerse es más fácil de lo que pensamos, podemos decir que tener web es una inversión más a medio y largo plazo que a corto, pero aún así los resultados acaban llegando, y por supuesto que la inversión se recupera.

Contar sólo con un perfil de Facebook
Hay empresas que sólo cuentan con un perfil de Facebook o también de Twitter y que consideran que esto es suficiente con respecto a su imagen online, no consideran la oportunidad que se les brinda de poder ser los dueños reales de su propio espacio.
Nadie piensa que algún día Facebook pueda ser de pago para las empresas o que llegue a desaparecer y con él todos los perfiles, quizás es un caso extremo, pero el dueño de una página de fans de Facebook en realidad es la misma Facebook, al final si nos quieren cerrar ese perfil porque sí podrán hacerlo.
En cambio nuestra web con nuestro nombre de empresa o marca como dominio, nuestro hosting, nuestros correos profesionales hacen que nuestra empresa alcance otro nivel, y sí, probablemente es sólo cuestión de imagen, pero pensemos en todas las empresas con un tamaño grande, todas tienen su propio dominio, reflejando su imagen, con varios idiomas, y si tienen éxito será por algo.
Si tenéis dudas sobre el tipo de página web a realizar o si con lo dicho no acabáis de verlo claro, estaré encantado de resolver cualquier duda relacionada con esto.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Google
Diseño web

¿Vale la pena pagar por Creative Cloud?

No es la primera vez que hablo de Adobe y su software como de lo más completo que existe en el mercado, tanto para desarrolladores como para diseñadores o fotógrafos, especialmente para los últimos.

De hecho en una ocasión me atreví (con toda la humildad del mundo) a buscar algunas alternativas a Dreamweaver, por si acaso no teníamos pensado adquirir el software o pagar el abono mensual que propone Adobe, el enlace del post es este: Alternativas a Dreamweaver.

Si hay algo en lo que los productos de Adobe se han caracterizado durante mucho tiempo, a parte de esa calidad, es en unos precios bastante elevados si los comparamos con otros programas similares del mercado, antes de esta empresa se sacara de la chistera el Creative Cloud con un sistema basado en la suscripción con abonos mensuales, adquirir cualquiera de los paquetes o incluso cualquiera de sus programas por separado era realmente muy costoso, más aún si se trataba de un consumidor doméstico, no profesional, y porque no decirlo, para un freelance tampoco es fácil tener que invertir entre 900 y 3000€ de golpe.

A esto hay que añadir que las aplicaciones tienen cierta fecha de caducidad, o que por lo menos cada año (o antes) suelen lanzar actualizaciones de software.
Creative Cloud es más asequible
La modalidad de pago que propone Adobe a través de Creative Cloud es bastante más asequible, porque permite desembolsar entre 24€/mes que supondría una sola aplicación por separado (por ejemplo si quisiéramos Dreamweaver únicamente), a los 60€ que supondría tener acceso a todos los programas, con actualizaciones periódicas.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Ambas opciones siempre con un compromiso de permanencia anual, en caso de no querer ese compromiso la cuota se encarece significativamente.

Obviamente para alguien que no tiene 3000€ lo tendrá más fácil si desea realizar los pagos de forma mensual, pero ojo, ese software nunca será nuestro, se trata de un alquiler, un renting, porque en el momento en el que no tengamos esa suscripción ya no podremos acceder a la completa suite o al programa en cuestión.

Si pensamos en el coste que tiene anualmente, estamos hablando de unos 720€, entonces realmente nos damos cuenta de que podríamos buscar en el mercado alternativas más o menos viables, ya seamos usuarios de PC o de MAC.
Creative Cloud vale la pena para profesionales y empresas
Si somos profesionales del sector, las soluciones de Adobe son completísimas, aunque siempre con los matices.

Un programador informático seguramente tendrá suficiente con cualquiera de los editores de código existentes, con opciones gratuitas, y de pago, por menos de 40€ (sobre todo en el universo Apple), la utilización de Dreamweaver para realizar páginas web o editarlas es más que discutible, pero si empleamos herramientas como PhoneGap, entonces es inevitable.

En el caso de diseñadores gráficos o fotógrafos, puede valer la pena pagar únicamente por Photoshop, el precio es asumible, creo que es menor que esos 24€ y principalmente podremos prescindir de otro software que no utilizaremos jamás.
Fireworks no está disponible como aplicación única
En mi caso particular utilizo por lo general un editor de código (para el diseño web) y otro que me permita editar imágenes, casi siempre únicamente para la web, es decir retocar imágenes, escalar, reducir, etc…

Dreamweaver y Fireworks son mis dos aplicaciones favoritas porque con ambas tengo más que suficiente, en la mayoría de los casos, para lo que quiero.

Si tuviera que hablar de diseñar flyers, tarjetas y demás, entonces se haría obligado usar InDesign o Illustrator, incluso el uso de Photoshop (por lo menos en mi caso) es más bien residual.

¿Vale la pena pagar 60€ si solamente utilizaré dos programas?

En el caso de Dreamweaver, podemos pagar 24€ por su uso y listo, pero si lo que buscamos es Adobe Fireworks (al que Adobe parece que haya olvidado), entonces tenemos que adquirir todo el pack completo y en ese caso no creo que valga tanto la pena porque la inversión es mucho mayor.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

plantillas
Diseño web

Usar plantillas para tu página web

Vamos a ver, después de la experiencia de los años me he dado cuenta de que el uso de plantillas para desarrollar páginas web puede ser positivo y no tiene porque tener ese trasfondo tan dramático que algunos quieren darle a utilizar algunos modelos más o menos preestablecidos que existen en el mercado, ojo con las plantillas gratuitas que algunas veces dan problemas, y siempre y cuando se sepa como personalizar no solamente el aspecto, también hay que retocar parte de código porque no siempre suelen ser optimizadas para los buscadores.
Algunos puntos a tener en cuenta cuando vayamos a trabajar con plantillas o si vamos a tomar la decisión de usar alguna para nuestra página web:
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

1.- Nada es gratis en esta vida
Quizás la afirmación es excesiva, pero siempre recomiendo huir de las plantillas gratuitas, por lo menos aquellas que se encuentran en directorios llenos de temas para usar, por lo general nos van a exigir una serie de cosas, la primera es no tocar el footer, en muchas plantillas de este tipo, cambiar o eliminar los créditos puede tener consecuencias, la menos grave es que no se vea la web al acceder.
Otras consecuencias más preocupantes se encuentran a la hora de hacer que una web que haya eliminado ese crédito esté apuntando a páginas penalizadas o de dudosa reputación, lo cual podría ser contraproducente para nuestros intereses de SEO.
Y sí, en otras ocasiones no ocurrirá nada.

2.- Personalizable
Lo ideal es poder optar por plantillas a las que podamos realizar cambios substanciales en el código (sean temas de WordPress o plantillas web), que podamos cambiar de orden los elementos, slides, añadir, etc. Todo lo que ayude a poder darle ese toque personal estará bien, y nos podremos beneficiar de un diseño atractivo al mismo tiempo.

3.- Diseño Responsivo
Una plantilla nos puede ayudar a tener un diseño adaptativo si no sabemos como tenemos que hacerlo, puede ser esa solución que estábamos buscando.

4.- Ratio HTML/Contenido
Posiblemente sea el aspecto que más debemos controlar, el ratio entre HTML y Texto, en algunas plantillas este ratio suele ser aceptable, siempre y cuando nos encarguemos de dotarla con la cantidad de palabras necesarias para que se cumpla, en caso contrario tendremos que pensar cómo conseguir cambiar esto porque es un punto crucial para el SEO.

Modificar algunas cosas de la plantilla para que no parezca una plantilla
A la hora de utilizar plantillas, en la personalización está la clave, en trabajar para que esa plantilla para tu página web no parezca una plantilla, en jugar con las hojas de estilos, los colores, las imágenes, las fuentes, etc. por una parte hay que trabajar la parte visual, pero como he comentado antes también es importante que toquemos parte del código para efectuar cambios.
La idea no es la de quitar del código fuente los créditos de los desarrolladores de la plantilla, me refiero más bien a otras cosas, añadir metatags, quitar o cambiar comentarios, el orden de algunos elementos, todo ello con la intención de que la personalización sea lo más acertada posible.
Por otra parte no estaría de más que trabajemos si el código es limpio, que depuremos, que incluso corrijamos algunos posibles errores que podamos encontrar, etc. esto ya se trata de palabras mayores, puesto que muchos de los que se dedican al diseño web se limitan a cambiar contenidos y listo, pero no son capaces de retocar esos puntos flacos.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

A favor y en contra de usar plantillas
Si no tenemos unos conocimientos muy extensos en programación y queremos usar una plantilla, puede ser una opción, incluso si contamos con la colaboración de algún desarrollador, estoy convencido de que el precio del proyecto no será el mismo que realizando todo desde cero, y además esa aportación nos permitirá darle el toque propio al que me refería antes.
Por otra parte corremos el riesgo de que la personalización no sea completa y que encontremos otros sitios muy parecidos al nuestro, si queremos algo 100% único entonces no tendremos más remedio que prescindir de plantillas, aunque en gestores como WordPress, Drupal o Joomla esto es más difícil.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

wpml
Diseño web WordPress

WPML Plugin para convertir tu wordpress en varios idiomas

WordPress es un potentísimo gestor de contenidos que ha superado con creces esa primera función que tenía cuando fue desarrollado, la de poseer un blog, con el paso del tiempo hemos podido trabajar con él para dar forma a todo tipo de página web, desde una landingpage, una pequeña web de producto, una web corporativa o incluso una tienda online, prácticamente todo tiene cabida gracias a WP.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Es por esta razón que la idea de tener esa web en WordPress en varios idiomas ha pasado de ser una simple anécdota o algo accesorio a ser algo primordial, sobre todo si vamos a dirigirnos a más de un tipo de público de diferentes nacionalidades.

Precisamente la forma más rudimentaria de tener nuestra web en varios idiomas era la de crear varios directorios con la instalación completa del gestor de contenidos, es decir en una carpeta /en un WordPress en inglés, etc., esto en cambio es realmente tedioso de hacer y no supone ninguna clase de ventaja, prácticamente lo contrario, no me imagino tener que realizar tantas instalaciones si quiero tener una página en cuatro o cinco idiomas, incluso a la hora de aplicar las traducciones se transformaría en un proceso excesivamente lento en el que nos complicaríamos mucho la vida.

Por esa razón la mejor opción, como no tratándose de WordPress, reside en el uso de un plugin, pero entre todos los que encontramos actualmente en el mercado hay uno que destaca por su sencillez y efectividad con bastante diferencia con respecto al resto, su nombre es WPML, y se trata sin lugar a dudas de uno de esos imprescindibles a tener en cuenta por todo desarrollador que deba diseñar webs que sean multiidioma.

WPML se presenta en tres versiones, la tres de pago, una primera muy básica, de 29 dólares, que a pesar de que pueda parecer que nos ayudará a cumplir nuestro cometido, queda muy reducida, la segunda que se trata de la más interesante, porque supone pagar 79 dólares y viene cargada de varias opciones como traducción de menús, taxonomías, cadenas de carácteres y por supuesto de entradas, páginas, etc.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Ambas tienen como contraprestación una pequeña cuota anual de 15 y 39 dólares respectivamente.

La tercera es una versión de por vida por 195 dólares, que puede que a la larga valga la pena para tenerlo instalado en nuestros WordPress y olvidarnos, actualizando constantemente y listo.
Una licencia para webs ilimitadas
Más puntos a favor para WPML es que nos va a proporcionar funcionalidad para webs ilimitadas con una misma licencia, esto quiere decir que si tenemos que desarrollar varias webs para clientes, o que si tenemos varios blogs que queremos traducir, no vamos a tener que ir comprando licencias por cada uno de los proyectos a elaborar, lo que no deja de ser otra gran ventaja.

Eso sí, cada una de esas páginas web tiene que estar registrada en la página oficial del plugin wpml.org para que todo funcione correctamente, recibir actualizaciones y no encontrarnos con sorpresas.
Instalación sencilla, uso potente
Tenemos varios paquetes disponibles desde la web del plugin, listos para descargar e instalar como cualquier otro plugin, una vez realizada la instalación solamente tenemos que activar y listo, ya tenemos nuestra web en disposición de ser traducida.

El uso del plugin no puede ser más sencillo, de hecho se integra perfectamente en nuestro wordpress, de forma que podamos utilizarlo para llevar a cabo las traducciones o las versiones en los distintos idiomas.

 

Lo primero que tenemos que hacer es definir los idiomas que tendremos disponibles, así como la ubicación de cada uno de esos idiomas, hay varias posibilidades, ya sea por directorio, por referencia, etc.

Otro tema que lo hace altamente recomendable es poder redirigir a los usuarios directamente a la versión del idioma que tengan instalado en el navegador, con lo cual sus prestaciones son muy potentes y permite segmentar.

Una vez tengamos esto definido, ya podemos trabajar con el plugin.

 

Simplemente a la hora de crear una entrada o página nos encontraremos con varias columnas a la derecha en las que podremos editar el contenido en otros idiomas, simplemente seleccionas el lápiz bajo la bandera que represente el idioma, y entonces podrás editar, ni siquiera tendrás que volver a crearlo todo de cero, puedes copiar el contenido original desde la misma entrada marcando una casilla de opción y así tenerlo más fácil para aplicar las traducciones, muy útil si estás utilizando alguna clase de editor de páginas como page builder o similares.

 

En cuanto a los menús ocurre algo similar, simplemente le indicas que se trata de una traducción del idioma original y listo, incluso aparecerán las secciones que tengas en ese idiomas para hacerte la vida más fácil.
¿Vale la pena pagar por un plugin como WPML?
La respuesta es sí, se trata del plugin definitivo para tener cualquier web WordPress en varios idiomas y hacerlo con todas las garantías de posicionamiento (evitando contenidos duplicados), y presentando la mejor estructura posible, además es fácilmente amortizable si vas a desarrollar varios websites y tienes soporte y actualizaciones disponibles.
Posibles problemas con WPML
A lo largo del desarrollo y del uso del plugin WPML he detectado algún error sin demasiada importancia y subsanable sin complicaciones.

Si has llevado a cabo pruebas de desarrollo y has migrado el proyecto hacia otra web (otro dominio), puede que en el momento de intentar editar los menús en otros idiomas te encuentres con que no te deja guardar y aparece un error de página 404, en ese caso la solución reside en registrar el dominio en el web oficial, pegar la clave y actualizar a la última versión del plugin y listo.

El otro pequeño inconveniente reside en la ubicación de los idiomas, si el servidor en el que albergas tu página no es compatible con los permalinks, entonces será complicado tener un directorio para cada idioma y tendrás optar por referencia, algo que tampoco es un inconveniente en sí, a menos que tu idea inicial fuera otra.

¿Y a vosotros que os parece este plugin? ¿Habéis encontrado algún problema más? ¿Os puedo ayudar?
Desacargar e instalar WPML
Web oficial de WPML
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Diseño web

Alternativas a Dreamweaver

Dreamweaver es un programa que sirve para el desarrollo y diseño web y que durante mucho tiempo ha sido el líder indiscutible, aunque con defensores y detractores a partes iguales.

Lo primero que hay que decir es que si realmente quieres diseñar webs lo mejor que puedes hacer es aprender a programar, a tocar código, aunque esto parece que sea algo que dé alergia, sobre todo a diseñadores y profranos de la materia, que persiguen un programa con el que poder realizar una web de forma intuitiva.
Kompozer
Si buscas algo similar a Dreamweaver pero en su versión freeware puedes probar Kompozer, que está disponible no solamente para sistemas operativos Linux, también para Windows, aunque a mí personalmente no me acabe de convencer, he de confesar que soy un enamorado de Adobe…
Web oficial de kompozer
Artisteer
A los alérgicos a la programación les recomiendo este programa, Artisteer tiene todo lo que necesitas para diseñar tu página web, incluso puedes desarrollar de una manera fácil plantillas para WordPress, Drupal o Joomla…

La versión más económica vale 49,95$, aunque con algunas opciones limitadas, mientras que la más cara sale por 129,95$.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El programa está disponible únicamente para el sistema operativo Windows y su interfaz es bastante similar a la de un Microsoft Word, al menos en cuanto a menús.

Puedes elegir plantillas predefinidas de prácticamente todo y también de elementos como slides, menús, etc.

Otro punto que es realmente fascinante es que la página web que diseñes será responsive, automáticamente este software dota a tu web de esa característica.

Lo único malo es que si quieres modificar cualquier cosa con código puedes encontrarte con algún problema que otro…
Web oficial de Artisteer
Flux
Flux es una app para Mac que te permitirá diseñar webs, tanto si tienes conocimientos de programación como si nunca has tocado código, también puede ser una forma de aprender a programar código, o por lo menos de entender la estructura de los sitios web con sus etiquetas y hojas de estilo.

Realmente en la quinta versión del software parece que han mejorado algunos escollos de las anteriores, pudiendo modificar el código y viendo el resultado en vivo, o viceversa.

Lo encontrarás en el App Store por unos 100€.
Alternativas a Dreamweaver
Siempre que pienso en qué haríamos si no existiera Dreamweaver me viene a la cabeza cualquier editor de código que existe, los hay gratuitos y potentes para prácticamente todos los sistemas operativos, en cambio aplicaciones como la de Adobe agilizan algunos procesos para no tener que ir picando código constantemente o por si tienes que recordar alguna cosilla.

Buscar hoy en día alternativas a Dreamweaver es acabar dándose de bruces contra una realidad y es que no vas a encontrar ningún otro programa tan bueno y completo y es más, la inversión que puedas hacer hoy en día ya no es tan descabellada como hace unos años, cuando la única posibilidad era rascarse el bolsillo pagando grandes sumas.

Hoy en día con Creative Cloud (si es que realmente lo necesitar para trabajar claro está), tienes en modo de suscripción el programa en cuestión por un precio bastante ridículo, con lo que yo no lo pensaría demasiado si la idea es hacer un uso profesional.

Si en cambio es para hacer alguna web por hobbie, por ejemplo, tienes las opciones que he mencionado antes…
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

web
Diseño web

Web vs. Gestor de contenidos

El uso de los gestores de contenidos ha proliferado en los últimos años y es algo que parece razonable ya que ha supuesto una buena forma de que usuarios sin conocimientos técnicos de diseño y sobre todo de programación, puedan tener su propia página web o blog y actualizarlo de forma habitual.

Los gestores de contenido más utilizados en la actualidad son WordPress, Joomla y Drupal, aunque el primero, WordPress, se lleva la palma, porque ha pasado de ser un gestor de uso exclusivo para blogs, a emplearse para desarrollar todo tipo de sitios, desde páginas web de negocio, hasta tiendas online o directorios.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Pero es realmente mejor usar un gestor de contenidos que hacer una web desde cero?
Como siempre no todos los clientes necesitan lo mismo, ni tampoco le sacarán partido de la misma manera, por ejemplo si ese cliente jamás se encargará de la administración o de actualizar los contenidos, porque su idea es la de tener una web algo más estática con información y listo, es mejor programar una página web sin utilizar gestores de contenido.

Para un programador o un diseñador web, realizar una web desde cero, aunque parezca más complicado para alguien que no lo sea, también permite un grado de personalización infinitamente mayor, porque podremos colocar los distintos elementos de la página como queramos, sin tener que sufrir la plantilla de turno.

Aunque también es cierto de que las plantillas tienen cierto punto de personalización y edición.

Por otro lado, los gestores de contenido disponen de plugins o accesorios que nos van a permitir gestionar aspectos como el SEO, el diseño, la seguridad, los mapas del sitio o los usuarios.
Gestión de usuarios y directorios
Un gestor de contenido es ideal para aquellas páginas que necesiten albergar usuarios, o para aquellos directorios, ya que podremos hacerlo aprovechando el recurso que nos brinda un potente backend.

No obstante programar un pequeño buscador o directorio no es lo mismo que una completa intranet, pero para este caso concreto está claro que lo mejor será usar un cms como Joomla o Drupal.

En caso de que necesitemos tener un blog, la solución perfecta sigue siendo WordPress, a pesar de que los otros dos cms que he mencionado tienen la posibilidad, WP sigue siendo el rey en cuanto al arte de postear.
Gestores de contenido y SEO
Una página web diseñada desde cero puede ser óptima para buscadores, pero también puede ser un desastre, todo dependerá de la habilidad y conocimientos de su autor, de la estructura (si sigue las pautas recomendadas por Google), así como de la correcta inserción de las diferentes etiquetas.

En cambio los gestores de contenido ya poseen de por sí una cierta estructura, o por lo menos dejan la posibilidad al usuario de elegir cual es la que más le conviene, y en caso de no saber cómo hacerlo, disponemos de herramientas y plugins que nos facilitan mucho el trabajo en ese sentido.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Decidir si posiciona mejor una web con WordPress, Drupal o Joomla, es algo muy banal, porque no todo depende de eso.

Por mi experiencia siempre he creído que WordPress conseguía mejores resultados, quizás gracias a etiquetas, categorías, y así un largo etcétera, mientras que Joomla y Drupal no tanto, pero repito, es una apreciación totalmente personal basada en la gestión de varios dominios y proyectos en los últimos años.
Tiendas Online
Con cualquier gestor de contenido podemos generar una tienda online más o menos completa, pero si tuviéramos que programarla tardaríamos mucho tiempo en hacerlo, y seguramente el resultado no será tan bueno.

La moda es usar WordPress para vender, y se puede hacer gracias a plugins como Woo Commerce, siempre y cuando se trate de proyectos pequeños.

En cambio no recomiendo ni Drupal ni Joomla para ese cometido, ya que disponemos actualmente de potentes gestores que están especialmente enfocados a vender como son Prestashop, Os Commerce, Magento…