Internet Otros Posicionamiento Web

Tráfico web para empresas: Cantidad o calidad?

Es fundamental que una web de una empresa reciba visitas, esto que parece tan obvio es en muchas ocasiones una especie de batalla constante que se debe llevar a cabo cada día, intentando captar la atención de nuestros posibles clientes.

Pero no nos engañemos, el auténtico objetivo no es recibir visitas, el auténtico objetivo es convertir esas visitas en ventas, y esa es la parte menos sencilla de la cuestión.

¿Cuántas visitas debemos tener para conseguir una venta o una contratación de nuestro servicio?

Podríamos comparar una web con una tienda, el cliente entra, observa y se va, pero el objetivo real no es que se vaya con las manos vacías, dicho de otra forma, si entra un sólo cliente al día pero nos compra, el porcentaje de éxito es muchísimo mayor que si nos entran 1000 y nos compra finalmente un cliente.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero atraer al cliente que nos interesa no es fácil, y si nos fijamos la mayoría de empresas que se dedican al posicionamiento, siempre hablan de visitas, pero de que me sirven mil visitas de clientes que no me van a comprar, o a los que tampoco les acabará importando nuestra marca.

Por eso es fundamental trabajar con las palabras clave, para conseguir que se produzca esa unión mística cliente-empresa…

Pero tengamos en cuenta que entre esas visitas encontraremos no sólo a posibles clientes, deberemos filtrar a curiosos, competencia, o incluso usuarios que llegarán al web por error, por eso es importante analizar nuestras visitas, de forma que podamos realizar los informes convenientes, para sacar conclusiones, y para poder realizar las modificaciones oportunas con las que conseguir cumplir los objetivos que nos marquemos.

Hoy en días Google proporciona a todos los webmaster, desarrolladores, y empresas las herramientas necesarias para conseguirlo y lo mejor de todo, sin coste alguno, con lo que lo único importante es invertir en tiempo, o delegar…

Internet Otros

Cómo hemos cambiado…

Las personas cambiamos, no somos iguales ahora que hace diez años, y con la tecnología pasa exactamente lo mismo, ha existido una evolución de la que el mundo de la TIC no ha podido huir.

Por suerte Internet es como una gran máquina del tiempo, y si tenemos curiosidad por saber cuáles eran las novedades tecnológicas hace unos años, o bien si queremos saber cómo era la página web de alguna empresa conocida y su trayectoria podemos hacerlo accediendo a archive.org.

En este site podemos realizar una consulta a partir de la url de una web y podemos elegir día, mes y año para ver el aspecto que tenía en ese momento.

La evolución ha sido tremenda, antes las webs se hacían con tablas, se podía usar Flash, ahora todo es con CSS, Javascript y podemos usar otras aplicaciones para realizar animaciones usando HTML5.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero no sólo el diseño es lo que ha sufrido una transformación, también ha habido un cambio en los contenidos, y éste no siempre ha sido a favor sobre todo en lo que a prensa local se refiere, o a otros medios de carácter más casero en los que uno se puede encontrar de todo, como siempre encontramos pros y contras en Internet.

Descargas Internet Otros

Internet y las descargas

Internet ha supuesto para todos nosotros una revolución enorme.

Hemos visto de la noche al día como era posible comunicarse con personas que están en cualquier parte del mundo, de una forma inmediata y sin más coste que una tarifa plana, hemos tenido al alcance de nuestra mano la posibilidad de realizar transacciones comerciales con cualquier parte del planeta, y disfrutamos diariamente de una cantidad de información, sin precedentes.

Sin embargo, no todo ha sido tan positivo, puesto que acceder a Internet también ha supuesto darle acceso a terceras personas de aspectos de nuestra intimidad, y lo que es peor, a veces sin quererlo.

Tener a nuestra disposición una gran cantidad de contenido para descargar, podemos descargar mp3 con una rapidez increíble, descargar software, películas, series de televisión… y con este acceso tenemos un problema, y es un problema que va a ser complicado de resolver, porque no existe un consenso, no nos ponemos de acuerdo.

El problema fundamental es que el autor o autores de esos contenidos ven como todo su trabajo corre peligro, porque si no existe una remuneración correcta, acorde al éxito, a las preferencias del usuario.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Lo que se puede decir es que si el comportamiento de los usuarios ha cambiado, se pide a gritos un cambio en el modelo de negocio, un modelo que debe ir dirigido al mundo de las descargas, eso es algo en lo que parece que todos estamos de acuerdo, pero a partir de aquí el dilema fundamental es como facturarlo.

Porque parece ser que estamos acostumbrados a descargarnos cantidades de contenido, con lo cual la forma de cobrarlo debería ir en ese sentido, desarrollando posibles tarifas planas o pseudo-planas basadas en una cantidad límite de música, películas, series, etc. al mes, un poco al estilo de las primeras tarifas planas para navegar en Internet o al estilo de las que existen ahora para hacerlo con el móvil.

Quizás sería el momento de reconocer que el usuario no va a cambiar su forma de hacer y de ponerse manos a la obra para ofrecerle lo que quiere, convirtiendo lo prohibido lo ilegal y dándole un vuelco, porque seguramente nadie querría una versión pirata de nada, si tiene a su alcance el original.

Supongo que es un tema que da para mucho y en el que podríamos estar muchas horas debatiendo, en fin, que la idea es que tal vez habría que estudiar nuevas formas de vender el contenido digital, para hacerlo no sólo más viable, si no más acorde a los nuevos tiempos que corren.