internacionalizar
Emprendedores Marketing

Los problemas de internacionalizar una empresa

Es un tema del que se ha hablado mucho, está en boca de todos los empresarios que al ver que localmente no tienen tantas oportunidades, pueden expandir mercado hacia otros países, a veces pensamos que se trata de una solución cuando las cosas no van tan bien, porque llegamos a creernos que en otros lugares la situación económica es más positiva, mientras que en otras ocasiones simplemente se ve como una oportunidad de negocio.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

También puede ocurrir que nos demos cuenta de que nuestro sector aquí se encuentra muy explotado, mientras que en otras zonas todavía no ha ocurrido, esto es algo que hemos encontrado con la burbuja inmobiliaria, cuando aquí ya hacía tiempo que se había desinflado, en países como Brasil es ahora cuando más necesitan personal y empresas que se dediquen a la construcción.

A causa de la infraestructura necesaria, podemos pensar que poder vender productos al exterior o bien ofrecer servicios, es algo destinado a grandes multinacionales, pero que como autónomos o pymes no podemos hacer frente a ello, y pensar así es realmente un error, es cerrarse las puertas de par en par.
Internacionalizar sí, pero con ciertos límites
Mis clientes se encuentran en todo el mundo. No importa que sea Nueva York, Londres, Sydney o un pueblecito de Portugal…

¿Habéis oído hablar del dicho que sentencia el que mucho abarca poco aprieta? Pues en este caso no hay más, siempre es preferible abrir mercados poco a poco, siendo conscientes de todo lo que supone esa operativa, sobre todo si nuestra infraestructura es más bien pequeña.
Fiscalidad y leyes de cada país
Saber cómo tendremos que hacerlo a la hora de facturar es realmente imprescindible, conocer las leyes en materia de negocio o por lo menos sobre el tipo de sector en el que trabajaremos es otra de esas cuestiones que nos puede quitar el sueño, también por esta razón es mejor que centremos nuestros esfuerzos en países muy concretos, al menos al principio.
Capital necesario para invertir en el exterior
Imaginemos que somos un diseñador web de Barcelona que quiere comenzar a ofrecer sus servicios en Francia, por decir un país más o menos cercano, aunque podemos creer que realizaremos toda nuestra operativa online, a veces se hace necesario desplazarse al ver al cliente, todos los costes relacionados con ese viaje ya suponen un cierto gasto.

Oficinas, publicidad, burocracia, asesores, personal… todo ello supone un cierto gasto que es necesario cubrir.

Deberemos tener una cantidad pensada para invertirla en nuestra internacionalización, por pequeño que sea el proyecto.
El idioma es importante
Ahora es cuando recuerdas las palabras de tus padres de lo importante que era conocer idiomas…

El inglés está muy bien y nos servirá para cubrir una buena parte del mapa, desde luego si hay un idioma para los negocios sin duda es este.

Ahora bien, si vamos a dirigirnos a países similares al nuestro, deberemos pensar a dirigirnos al target de la manera adecuada.

Gracias a las herramientas como Skype, ahora es posible traducir la videoconferencia, pero siempre es preferible que si no conocemos bien el idioma del interlocutor, por lo menos utilicemos traductores profesionales, y no me refiero a Google Translate si no a una persona preparada que nos ayude.
Ayudas a la internacionalización
Aunque parezca mentira los entes locales están ofreciendo ayudas para poder realizar la inversión necesaria y así cumplir nuestro sueño de convertir nuestra empresa en una multinacional.

Como siempre lo que nos solicitarán será un buen plan de marketing, lógicamente se asegurarán (en medida de lo posible) de que el proyecto que avalen sea rentable.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

estacion-de-tren
Barcelona Marketing Tecnología Varios

Renfe y sus problemas

Hace tiempo que los usuarios de RENFE vivimos todo tipo de experiencias, y si no que se lo digan a todos los que ayer llegaron tarde a sus respectivos trabajos o a estudiar en la ciudad de Barcelona, donde hubo de nuevo problemas con retrasos horarios muy considerables.
Incluso no hace demasiado sufrí en mis propias carnes un retraso monumental de 45 minutos que me hizo llegar tarde a una reunión de trabajo, los pobres viajeros que tenían que entrar a trabajar a una hora determinada estaban que no podían más en algo que por lo visto suele ser habitual en el servicio de ferrocarril.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

En aquella ocasión la anécdota fue que las paradas que el sistema iba dictando a medida que se iba acercando a las estaciones, también era erróneo, con lo que los no habituales o turistas se quedaban atónitos sin saber muy bien donde estaban.
Hay cosas que se pueden arreglar fácilmente y otras que tal vez sean fruto de los imprevistos por las obras que se están realizando o cualquier otro inconveniente.
No sé como funciona el sistema que avisa de las estaciones donde hará parada, pero me imagino que se trata de un recorrido que es necesario activar en un ordenador, con el trayecto que se realizará, supongo que todo está automatizado, por tanto ese fallo fue porque alguien se equivocó al marcar la ruta, lo que me sorprende es que no se rectificara hasta que se llegó a la Estación de Sants en Barcelona, desde la de Reus, tras 6 paradas…

Disculpen las molestias
No hay nada que moleste más a un cliente, los viajeros son clientes porque pagan por un servicio, que la falta de información cuando se dan cuenta de que saldrán con un retraso importante que echa por el suelo cualquier plan que hayan realizado.
Esa desinformación es quizás lo más grave y es difícilmente subsanable porque no sirve un disculpen las molestias, aunque se agradece dar una explicación por pequeña que pueda ser.
Tampoco es algo que sirva en exceso que te devuelvan el dinero, aunque es una de esas políticas que se suele aplicar en estos casos, junto con un justificante para la empresa de turno en el que conste que se ha llegado tarde por culpa del servicio, por cierto para obtenerlo también hay que hacer cola, con lo cual todavía se pierde más tiempo si cabe.
Mi sensación es que al tiempo que avanzamos o en este caso RENFE avanza, con infraestructuras de alta velocidad, apps, posibilidad de pagar con tarjeta, etc. por otro lado hay algunos aspectos que son realmente mejorables sobre todo cuando se trata de cercanías.

tienda
Marketing

Contratar un mystery shopping

Los que me conocen saben que me encanta todo lo relacionado con el mundo del marketing, las ventas y el buen hacer cuando se atiende al público.

Cada vez que me encuentro con un comercial o tengo que ir a comprar lo que sea, analizo hasta la saciedad a quien me está atendiendo, no solamente la manera de hablar, también todo lo que supone el lenguaje no verbal, si te miran a los ojos, los gestos…

Todo en su conjunto hace que la decisión final del comprador pueda ser positiva o no, a veces esa toma de decisión no se hace sólo por el trato, tenemos otros factores como precio, pero no debemos olvidar que la imagen de la empresa también es algo que suele quedar en la mente del comprador potencial, y que si la impresión es buena, antes o después se transformará en cliente.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Este fin de semana he estado en un centro comercial de esos que venden artículos de bricolaje, como hay varios prefiero no dar nombres, pero sólo por el trato del personal, decidimos ir a la competencia, seguramente si de eso se enterara el gerente hubiera decidido despedir en el mismo momento a esa persona y sustituirla por otra.

Tener personas “no aptas” para el puesto de atención al cliente provoca pérdidas enormes a cualquier empresa, sea pequeña, mediana o como en este caso una multinacional.

Me pregunté en ese instante si solían realizar acciones de mystery shopping a sus empleados, no sólo para “pillar” in fraganti a los que no cumplen, sino también para mejorar aspectos y por tanto optimizar los resultados que pueda conseguir un comercial o dependiente.

En prácticamente todas las empresas para las que he trabajado solían realizar este tipo de prácticas, nunca sabías quién podía ser un cliente misterioso y quien un cliente de verdad.

En las grandes empresas suele ser más difícil controlar a todo el personal, debido a la gran cantidad de ubicaciones y empleados, en cambio una pequeña tienda o incluso un lugar con no tantos centros suele ser más factible realizar un buen análisis, porque antes o después consigues que te atienda todo el mundo.

Contratar un Mystery Shopping es altamente recomendable, hacerlo de forma frecuente, una vez al año, por ejemplo, puede conseguir que controlemos a los empleados, pero también que corrijamos si es necesario su forma de hacer.

A muchas de esas personas que trabajan como comerciales o dependientes les falta formación, esto es fácil de resolver, en cambio lo que de verdad es preocupante y grave es la ausencia de actitud, ahí es cuando debemos tomar decisiones, porque esa falta de actitud suele traducirse en pérdida de clientes y por tanto de ingresos.
Cómo contratar un mystery shopping
El proceso de mystery shopping es más complejo de lo que parece, existe un primer encuentro con el propietario o responsable de la empresa para ver qué aspectos son lo que se quieren analizar, entonces se realiza el trabajo de campo, se visita el establecimiento, se emula una compra, se pregunta, se realizan objeciones y entonces se comprueban las habilidades de quien atiende a la hora de argumentar e intentar convencernos para que compremos.

Posteriormente se realiza el informe y se envía.

Pero tan importante es cómo nos han atendido, como todo lo que se observa desde el primer momento en el que un mystery shopper entra en el lugar, se transforma en un auténtico crítico, observa al resto de clientes que están atendiendo, la gestión de la cola (en caso de que haya), etc.

Hay empresas que realizan este tipo de tareas, incluso que comercializan paquetes mensuales o anuales, y también hay profesionales del marketing que podrán realizar los informes y toda la operativa.

Esas empresas suelen buscar en los portales de empleo a sus mystery shoppers, y les pagan por visita e informe, pero en excesivas ocasiones no son personas preparadas y se guían por las sensaciones, aunque esto no está mal, sí es preferible que el mystery tenga, por lo menos, algunas nociones o experiencia, lo óptimo que fuera alguien con formación en marketing que pudiera elaborar un informe redactado y extenso, antes que simplemente cumplimentar un formulario.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

black friday
Marketing

La estrategia del Black Friday

Como de costumbre todas costumbres que vienen de países anglosajones suelen tardar en llegar, pero cuando lo hacen acaban convirtiéndose en toda una tradición.

El black friday, para quien no lo sepa, es el día en el que da comienzo la campaña navideña, ese día se aprovecha para lanzar todo tipo de ofertas y promociones, incluso algunos centros comerciales amplían ese periodo de tiempo una semana, con descuentos importantes.

El black friday este año será el próximo viernes 28 de noviembre.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Si nos paramos a pensar un poco, la estrategia de implantar un día específico de ofertas trata en realidad de aumentar las ventas, de lo contrario ese día pasaría como uno más, pero es una forma de incitar al consumidor para que compre un día y a unas horas determinadas, ya que si lo hace se aprovechará de increíbles ventajas.

Sin profundizar demasiado en el asunto os diré que en mi opinión es un día que parece que lo hayan creado los mismos que el día del padre, la madre, los enamorados y todo lo que suponga tener que regalar algo, cuando regalar equivale a comprar.

Teniendo en cuenta la situación económica actual el viernes negro acaba imponiéndose con éxito, lo que es lógico, uno tiene un presupuesto para los regalos de Navidad y si piensa que puede ahorrarse dinero por anticiparse en las compras aparentemente es una forma de actuar inteligente.

Tampoco hay que perder el “horemus” y adquirir todo de forma compulsiva, precisamente por pensar en ese ahorro, y en precios algo más bajos podemos acabar metiendo más productos de los esperados en el carrito de la compra, lo aconsejable siempre es disponer de un presupuesto previo, para no acabar gastando más de la cuenta.

Me imagino el día 28 todos los usuarios delante del ordenador buscando las mejores ofertas del black friday como locos…

En nuestro país compañías como Amazon, FNAC, El Corte Inglés o Apple tendrán potentes campañas, pero en esta época del año tampoco olvidemos a los pequeños comercios, esos autónomos que intentan sacar adelante sus negocios con mucho esfuerzo, a contracorriente, y que a buen seguro también presentarán alguna que otra propuesta o al menos eso espero, aunque me temo que el black friday es más una amenaza que una oportunidad para ellos.

Aunque parezca mentira, ese día en concreto no se acaban los productos, ni las ofertas, ni mucho menos el mundo, aunque intenten venderlo de este modo, y pensemos que después de la Navidad vienen las rebajas…
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

cliente satisfecho
Marketing

Clientes satisfechos

No hay nada mejor que un cliente tuyo te diga que está muy contento con el servicio que le ofreces y que de todos los profesionales con los que ha trabajado eres el que mejor ha sido capaz de plasmar lo que buscaba en su proyecto, es una satisfacción enorme que te hace mirar hacia adelante y continuar dedicándote a esto.

Pero a veces tener clientes satisfechos no es tan fácil, ahora me viene a la memoria cuando trabajaba para terceros y a veces tenías que ir al son que marcaban las políticas comerciales elaboradas por unos cuantos eruditos en sus departamentos de marketing, los que deben aplicar las normas, los que están ante el público son muchas veces los que se encuentran en tierra de nadie, porque no pueden tomar decisiones directamente ni sobre aspectos tan básicos como el precio, por ejemplo.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Hay sectores en los que ser capaces de mantener a un cliente contento es toda una odisea, la telefonía por ejemplo es uno de los más crueles y despiadados sectores que encontramos, tan impersonal como el hecho de que el cliente, hasta hace poco se cambiaba de compañía simplemente porque le regalaban un smartphone, bien, he dicho simplemente como si este práctica no fuera una razón de peso.

Y es que llegó el punto en el que para los operadores parecía ser mucho más importante captar que fidelizar, es decir tratar mejor a los nuevos clientes que los que habían permanecido desde los orígenes, era el momento en el que el cliente te decía “es que he estado 10 años con ellos…” con cara de cordero degollado, sintiéndose maltratado, y entonces como representante de esa marca, por decirlo de alguna manera ¿qué le dices?.

Otras veces los clientes simplemente querían que le rebajaras el precio del modelo de teléfono un poco, para pagar menos que en la tienda de al lado, y por supuesto no podías, porque estabas atado de pies y manos.

Precisamente haber trabajado durante tantos años en sectores como la telefonía me dan ahora una visión un tanto particular de como debe ser la atención al cliente de mi pequeño negocio, por supuesto siempre hay que saber escuchar qué es lo que necesitan en cada momento, en mi caso huyo de la agresividad de los comerciales que lo que en realidad intentan es generar necesidades, son esos clientes de un día, que ya no volverán.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

A mí me interesa que mis clientes lo sean para siempre, por lo menos intentarlo, que estén felices de que sea yo quien le diseñe la página web, le lleve la gestión de sus redes sociales, le desarrolle una app o simplemente le prescriba el mejor ordenador, tanto da, y eso se consigue con tiempo, pero también es un proceso un tanto artesanal, que cosas hablar de algo artesanal en un mundo de tecnología como en el que estamos, ¿verdad?.

Es una opinión muy personal, pero creo que ahí es donde reside la clave, tan alejada de las grandes corporaciones, en las que tanto empleados como clientes son sólo un número y nada más, y eso el cliente lo nota y no le gusta absolutamente nada, pero creo que eso todavía no lo han notado ciertas empresas…

Internet Marketing Otros

como ser Community Manager

La figura del community manager se ha transformado en los últimos años en un referente en el mundo del marketing on-line y en el que este profesional tiene la gran responsabilidad de informar (persuadir) sobre la empresa o empresas que representa, así como dar la respuesta más acertada a los usuarios (clientes) que realicen cualquier consulta, reclamación, etc.

El CM debe responder a un perfil marcadamente relacionado con el mundo del marketing y la comunicación, ya que no deja de ser la cara visible en Internet de la empresa, una especie de relaciones públicas virtual que debe tratar de ofrecer lo mejor de sí mismo, y por tanto lo mejor de la empresa para conseguir que la imagen que representa gane enteros.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por esta razón, no todo el mundo puede ser community manager, ya que éste debe ser capaz de informar o mejor dicho comunicar de una forma óptima, ya no se trata de escribir de forma correcta, se trata de hacerlo de una forma óptima, de cuidar el mínimo detalle.

Pero ¿qué debemos estudiar para convertirnos en community manager y estar preparados para llevar a cabo esta profesión?

Parece que existe un gran vacío formativo a nivel oficial, una laguna no cubierta, ya que no existe de por sí una formación reglada que nos capacite para ello.

Por lo tanto, debemos buscar en cursos de especialización sobre el tema, y esto nos lleva a otro problema, ya que deberemos ser capaces de distinguir de filtrar entre lo existente en Internet, en la que cualquier portal ofrece formación académica con todo tipo de precios.

Recientemente he descubierto el curso de Community Management de la Fundación de la UNED, cuyo coste es de 650€ y que si todo va bien cursaré el próximo otoño, serán cuatro meses geniales en los que espero perfilar algunos conceptos que ya tengo y aprender otros nuevos con la humilde intención de poder trabaja en este sector.

Digo humilde, porque da la sensación que para poder trabajar en el mundo de las TIC cualquier formación es poca, ya que son muchos los palos que hay que tocar.

Soy consciente de que hay más cursos, algunos muy económicos, y otros más caros, pero creo que este responde perfectamente a las expectativas que busco.

De todas formas vuelvo a lo mismo, no se trata más que de una especialización, y por lo tanto, lo realmente interesante es que este tipo de profesionales tengan una formación o experiencia en marketing, publicidad, o comunicación, y por otro lado también tengan los conocimientos sobre el sector al que van a representar en ese mundo virtual, con lo que la tarea ya no parece tan sencilla, como a priori podía parecer.

Y como suele ocurrir en la mayoría de profesiones, tras la formación lo imprescindible es curtirse como profesional, trabajar en ello, y quizás esto es el más difícil todavía…