prensa online
Posted on / in Internet

El diario online mató la prensa en papel

Casi cada día, dependiendo del tiempo y volumen de trabajo, me escapo al restaurante de mis suegros para almorzar algo y leer la prensa, que básicamente se compone de un diario gratuito, otro deportivo y otro más, de carácter local.

No es que el nivel de la prensa local sea para tirar cohetes, ni la gratuita ni la de pago, pero por lo menos cumple con esa función tan mínima de mantenerse más o menos informado de lo que ocurre en el mundo, por decirlo de alguna forma, porque suelen ser pinceladas por encima, o simples reproducciones de las notas de prensa de agencias, al menos en lo que a nivel internacional se refiere.




La aparición de “gazapos“, faltas ortográficas y gramaticales es bastante habitual, aunque tiene más inri en el caso de los de pago, en el que se “presupone” una cierta calidad.

Tema aparte, cada vez es más frecuente utilizar cualquier diario online para mantenerse informado, la mayoría de lectores han optado por emplear internet para ello, teniendo en cuenta que a cambio de una cuota mensual de un ADSL o incluso un 4G, obtendremos acceso a una gran mayoría de diarios, lo que nos reportará una cierta pluralidad.

Los diarios escritos han comprendido desde un principio que no se puede hacer nada para cambiar las tendencias de los consumidores y rápidamente han trabajado para desarrollar sus páginas web para atraer a ese nuevo consumidor de información.

El medio on-line permite todo un conjunto de valores añadidos que en la escrita es impensable, como infografías, vídeos, etc.

Algunos diarios han ideado planes de suscripción digital, con contenidos exclusivos, incluso he llegado a ver reestricciones como la de poder leer 4 artículos cada día si no pagas una cuota.

Aún así todo lo que es papel se resiste a la desaparición más absoluta, todavía queda un paso para la digitalización total, sea por la nostalgia de algunos o por la falta de adaptación o simplemente porque es toda una tradición tomarse el café con leche mientras echas un vistazo a la prensa deportiva.

Fidelización de la prensa escrita

Otra forma de fidelizar al público es con el tema de las promociones, las hay de todo tipo, se puede comprar de todo a través de diarios, aunque no nos engañemos, no deja de ser la excusa perfecta de adquirir su periódico de turno a cambio de unos cupones y el precio del objeto vendido, que aparentemente es inferior a su precio de mercado habitual.

Personalmente no tengo una experiencia demasiado potable con lo de las promociones, sobre todo cuando se trata de productos electrónicos como smartphones, aparatos de TDT o incluso Anti-ronquidos milagrosos, que acaban siendo un fiasco.

Google News como kiosco

Desde Google News podíamos acceder a los titulares más importantes de prácticamente todos los diarios digitales, lo que nos permitía tener varias versiones de una misma noticia, era genial porque no solamente te quedabas con un medio, y la división por secciones ayudaba mucho a tener esa visión amplia de las cosas.

Una página web había conseguido aglutinar todos (o casi todos) los medios en una gran biblioteca de información, como si fuera un único diario online apto para los amantes de la prensa pero también para profesionales del periodismo, que nutrían de contenido sus propios medios.

Por eso cuando por culpa de aspectos burocráticos Google decidió cerrar ese escaparate en España, todos lamentamos profundamente el hecho, lo que denota que parece que se quiera estar a la cola de la tecnología, en lugar avanzar.

Aunque no todo está perdido (nos queda Google News en inglés, y también en los países suramericanos…), pero no es lo mismo claro está.

Quizás hubo quien pensó que si hacían desaparecer Google News el principal beneficiario sería el medio escrito, grave error.

Tener un kiosco ya no es lo que era

Diarios, revistas… los pequeños kioscos de barrio se han visto obligados a diversificar su producto más allá del negocio de la prensa, cada vez son más parecidos a una especie de pequeñas superficies de venta en la que encontrar un poco de todo.

Esa diversificación era necesaria, ahora no solamente encuentras libros, también puedes comprar pan, bebidas y también hay quien ha transformado su local en un lugar de recepción de paquetería, todo lo que sea necesario para amortizar los duros costes que produce este tipo de establecimiento.

Era sin lugar a dudas la única manera de mantener un negocio que estaba a la baja, la otra forma era que otros modelos de negocio absorbieran el de la venta de prensa, como los estancos o supermercados.

A la prensa en papel todavía le queda algo de tiempo, cada vez menos, hasta que esa afirmación con la que titulo este post sea realmente una realidad completa, cuestión de tiempo o de buscar nuevas fórmulas para evitarlo, nunca se sabe.

Deja un comentario