ipad
Posted on / in Apple

¿Es el nuevo iPad el ordenador del futuro?

Mi viejo iPad se ha jubilado, el pobre ha llegado al 2018 en plenitud de condiciones, de hecho no tiene ni un solo rasguño, pero parece que la llamada obsolescencia programada, muy descarada por cierto, ha obligado a que lo meta en el baúl, junto con el primer iPod, el primer Galaxy Tab, etc. con los que tal vez en unos años monte un museo.

En otras palabras, que ese iPad vetusto ya no se pueda actualizar y que no puedas ejecutar algunas apps (o casi todas), que la mayoría de las webs que visites no sean compatibles, es abocarlo al fin.

El sustituto ha sido, como no podía ser de otro modo, otro iPad, buscando esa comodidad de no tener que ir acuestas con el portátil (en la cama, por ejemplo), y aunque el comentario os parezca una alabanza a la vagancia, lo cierto es que no es lo mismo, por tamaño ni peso.

Ahora mismo la competencia en cuanto a tablets es atroz, Microsoft con su Surface destaca enormemente, y en cuanto al universo Android encontramos modelos con prestaciones y precios diversos, pero yo me sigo quedando con Apple.

El uso que le hago al iPad es brutal, no se limita a las redes sociales, ni tampoco a la lectura de webs, medios, a escribir posts, a escuchar música, videos de Youtube, televisión, películas de Netflix, leer libros, estudiar, realizar los ejercicios o llevar mi contabilidad o incluso mis entrenos de running.

Podría decir con rotundidad que no tiene nada que envidiar a cualquier ordenador de sobremesa, incluso cuando hablamos de programas de diseño, la cosa comienza a ser distinta a hace unos años, donde tal vez era el único punto débil.

Seguramente por esa razón, porque los diseñadores demandaban un producto que pudieran utilizar, al menos en la mayoría de casos, aunque hablamos de puntos muy específicos, como crear un boceto, retocar una imagen (no de un modo genérico) o tomar notas (de la manera más natural posible).

Realmente todo lo que he comentado tampoco es posible llevarlo a cabo con un ordenador sin los programas ni accesorios necesarios.

Tal vez ahora sí, por fin se puede decir alto y con rotundidad que el iPad ha superado con creces al ordenador, el iPad no es el ordenador del futuro, ya es el ordenador del presente.

Tags:

Deja un comentario