Posted on / in Diseño web

Haz tu web móvil

Hoy me daba cuenta cuando he pasado por una parada de autobús, todos los que estaban ahí de pie esperando, se encontraban con la mirada puesta en sus smartphones, incluso había alguin con un iPad, y es que hemos pasado de usar el móvil para sólo llamar y mandar SMS a navegar por internet, las redes sociales y el Whatsapp como principales funciones, y porque no decirlo, también los juegos.

Está bien, lo reconozco no acabo de descubriros nada nuevo ni se trata de un aporte extraordinario, porque es algo muy obvio y que no hace más que mostrar otra de esas verdades de perogrullo “Ya utilizamos más el teléfono móvil que el ordenador para navegar por internet” y si esto es así ¿por qué no nos cuidamos de que las páginas web se vean mejor desde estos dispositivos?




En otras palabras, es el momento de hacer tu web móvil, consiguiendo algo más que simplemente sean visibles, porque esas viejas páginas que estaban hechas con tablas no se adaptan por si solas, cuando hablo de adaptabilidad no me refiero a que se vean y ya está, y mucho menos cuando se utilizaban elementos como Flash que prácticamente no se pueden apreciar, generando huecos blancos que dan un aspecto un tanto extraño al sitio.

Ya utilizamos más el teléfono móvil que el ordenador para navegar por internet

El aspecto del sitio web al que se accede con el móvil debe dar la impresión de que está especialmente diseñado para ese móvil, y esto no siempre se consigue con esa adaptabilidad o responsive, en ocasiones es necesario hacer versiones específicas para smartphones.

Si la web ya nos parece bien y no queremos modificarla, por lo menos se ve bien desde un ordenador, siempre podemos realizar un diseño propio para móvil, la jugada es más sencilla de lo que puede parecer, se inserta un código en la página y si el visitante entra con un ordenador, verá la web “normal”, mientras que si entra desde un smartphone o tablet ese código lo que hará será redirigirlo hacia la parte móvil.

Todo esto ocurrirá en un abrir y cerrar de ojos y el usuario no notará ese proceso, además, en el caso de algunos modelos como iPhone o iPad el usuario podrá colocar en la pantalla un icono, como si fuera una aplicación más, por tanto suele ser una idea muy interesante, porque será como si tuviéramos una aplicación en nuestro teléfono.

Por supuesto el proceso es más económico que si tenemos que pensar en programar una app completa, y los resultados, dependiendo de lo que busquemos, muy similares, es lo que denominamos webapps, se trata de sitios web que pueden tener diversas funciones aprovechando las características de los smartphones pero que no dejan de ser páginas web.




Dicho esto puede dar la sensación de que me estoy posicionando en favor de diseñar versiones especiales para móviles en lugar de trabajar desde el principio en un diseño responsive, pero esto solamente dependerá en función de cada proyecto, por ejemplo en el caso de mi web si intentamos acceder desde un smartphone ahora mismo da problemas, sobre todo porque tiene vídeo y el vídeo a veces nos puede jugar malas pasadas en los teléfonos y tablets.

La mejor manera de resolver ese pequeño inconveniente (si entramos el vídeo de fondo no se ve) y la página queda pobre, es diseñar desde cero una de esas webapp o webs móviles, adaptada, sin vídeo pero que no deje de ser atractiva, con alguna imagen de fondo o algo parecido, intentando mejorar el aspecto que tendrá cuando se entre con uno de estos gadgets.

Deja un comentario