Posted on / in Varios

El IVA del cine no baja y el cine de mi ciudad cierra

Coincidencia tremenda, que el mismo día que se baja el llamado iva cultural, excepto el de los cines, la única sala que permanecía abierta en Reus, el cine Palace, cerrara sus puertas definitivamente.

Paradójicamente el adiós ha sido sonado, reuniendo a una multitud de personas que no han querido perderse el desenlace.

Gala tras gala, los Goya se protagonizaban por esa reivindicación constante de que el IVA de una entrada de cine era un auténtico despropósito, consignas del estilo “el cine es cultura”, hacían que los representantes políticos que asistían tuvieran que aguantar todo tipo de críticas.

Y por fin, el IVA cultural se ha tocado y bajará… pero únicamente el de los espectáculos en vivo, es decir el cine, una vez más y tristemente, se queda fuera.

Lo del cierre de salas de cine es una tendencia cada vez más preocupante, hasta el punto de que ciudades como Reus ahora (o Tarragona hace no mucho) se quedarán sin ninguna posibilidad de tener en medio de la urbe un lugar donde poder disfrutar de los últimos estrenos.




No hace falta darse cuenta de que la fórmula, tal y como la conocemos ahora mismo, no es rentable, pueden pensar los de la industria que el problema está en internet, en el pirateo, en los impuestos y así continuar alimentando ese victimismo… o comenzar a reaccionar ya.

Pongo un ejemplo muy simple, en las llamadas fiestas del cine, las salas se llenan, claro está que el precio es bastante más económico del que ahora mismo tienen la mayoría, quizá este es un punto discutible, pero está claro que el consumidor no está dispuesto a pagar ni un euro más.

Otro posible culpable del fracaso de los cines se encuentra en los hogares, cada vez tenemos televisores más grandes, antes ibas al cine porque era mágico poder ver una película en una pantalla enorme, pero esto hoy en día ya no produce el mismo efecto.

Una familia de 3 personas puede disfrutar perfectamente de una buena sesión desde el comedor de su casa, con palomitas, bebida, y demás… y si la película es mala, pues entonces cambias por otra, no creo que tardemos mucho en poder disfrutar de los estrenos a través de internet (siempre de manera legal por supuesto), cuando vean que este tipo de negocio puede volver a ser rentable, pero teniendo en cuenta, de una vez por todas los hábitos del consumidor.

Y sí, también encuentro muy injusto que el IVA  de los cines no se baje…

Deja un comentario