black friday
Posted on / in Marketing

La estrategia del Black Friday

Como de costumbre todas costumbres que vienen de países anglosajones suelen tardar en llegar, pero cuando lo hacen acaban convirtiéndose en toda una tradición.

El black friday, para quien no lo sepa, es el día en el que da comienzo la campaña navideña, ese día se aprovecha para lanzar todo tipo de ofertas y promociones, incluso algunos centros comerciales amplían ese periodo de tiempo una semana, con descuentos importantes.

El black friday este año será el próximo viernes 28 de noviembre.




Si nos paramos a pensar un poco, la estrategia de implantar un día específico de ofertas trata en realidad de aumentar las ventas, de lo contrario ese día pasaría como uno más, pero es una forma de incitar al consumidor para que compre un día y a unas horas determinadas, ya que si lo hace se aprovechará de increíbles ventajas.

Sin profundizar demasiado en el asunto os diré que en mi opinión es un día que parece que lo hayan creado los mismos que el día del padre, la madre, los enamorados y todo lo que suponga tener que regalar algo, cuando regalar equivale a comprar.

Teniendo en cuenta la situación económica actual el viernes negro acaba imponiéndose con éxito, lo que es lógico, uno tiene un presupuesto para los regalos de Navidad y si piensa que puede ahorrarse dinero por anticiparse en las compras aparentemente es una forma de actuar inteligente.

Tampoco hay que perder el “horemus” y adquirir todo de forma compulsiva, precisamente por pensar en ese ahorro, y en precios algo más bajos podemos acabar metiendo más productos de los esperados en el carrito de la compra, lo aconsejable siempre es disponer de un presupuesto previo, para no acabar gastando más de la cuenta.

Me imagino el día 28 todos los usuarios delante del ordenador buscando las mejores ofertas del black friday como locos…

En nuestro país compañías como Amazon, FNAC, El Corte Inglés o Apple tendrán potentes campañas, pero en esta época del año tampoco olvidemos a los pequeños comercios, esos autónomos que intentan sacar adelante sus negocios con mucho esfuerzo, a contracorriente, y que a buen seguro también presentarán alguna que otra propuesta o al menos eso espero, aunque me temo que el black friday es más una amenaza que una oportunidad para ellos.

Aunque parezca mentira, ese día en concreto no se acaban los productos, ni las ofertas, ni mucho menos el mundo, aunque intenten venderlo de este modo, y pensemos que después de la Navidad vienen las rebajas



Deja un comentario