taxis
Posted on / in Varios

La guerra del taxi contra uber

Uber es una aplicación de móvil que permitía poner en contacto a conductores con pasajeros con la intención de compartir coche, a cambio de un determinado precio, siendo este bastante más bajo que el que podría cobrarnos un taxista con licencia.

Visto así podíamos pensar en que se podía tratar de una ganga de cara al usuario por ahorrarnos unos cuantos euros, pero esto lo único que sí ha permitido es el aumento de toda una economía sumergida, de chóferes sin licencia, que de forma particular utilizaban sus vehículos para transportar a personas, ain garantías y con el riesgo siempre existente de no estar en manos de profesionales.




En seguida los taxistas se pusieron las manos a la cabeza y dieron el grito de alarma, no era para menos, la indignación y prepotencia son frutos de observar como alguien te quiere quitar el pan de cada día, que tanto cuesta ganar, tras pagar impuestos y gastos, que no suelen ser pocos.

En la provincia de Tarragona siempre se ha dicho que el Taxi es es el más caro de todo el país, es algo que se ha corroborado en varios estudios de asociaciones de consumidores, no es algo por tanto que perciba la gente sino más bien un dato objetivo, y hoy por fin me he enterado de que habrá una rebaja importante en la tarificación, nada más y nada menos que un 11% con respecto a lo que se estaba pagando hasta ahora.

La aplicación Uber, entendida como hasta ahora suponía un grave riesgo para los profesionales del taxi, pero por otra parte también fomentaba lo que se conoce actualmente como consumo colaborativo, vaya que lejos de la opción de hacer negocio con el tema existe otra variante muy interesante que es la de compartir coche.

Sin apps ni programas de por medio, lo de compartir vehículo es algo que se ha hecho siempre, en el trabajo, en la universidad, siempre con personas conocidas, y aquí es donde cualquier aplicación permitía hacerlo con desconocidos, aumentando las posibilidades de éxito pero también los riesgos.

De hecho en países como la India se ha prohibido pero por motivos bastante distintos, ya que en este país el problema principal fue el de la seguridad, con violaciones, robos y demás.

Ahora Uber quiere volver a ser legal y para ello sólo será una app que tenga una base de datos de conductores con licencia, con lo cual todos ganamos algo, porque se trataba de una utilidad muy interesante y porque por otro lado exigirá que los que se dediquen a ello paguen sus impuestos como todo hijo de vecino debería hacer.

Mi opinión sobre Uber y los taxistas

Hasta ahora no he planteado un post excesivamente polémico (al menos eso creo) y tampoco he dejado entrever mi opinión sobre la app Uber ni sobre los taxistas.

Supongo que en este caso ocurre algo similar a otros temas, los usuarios son los que finalmente deciden cómo consumir unos productos, o en este caso cómo usar unos servicios, y contra esto poco se puede hacer.

La cuestión es que desde los organismos públicos se nos invita a reducir el consumo, a usar el servicio público, a no contaminar, e incluso he oído más de una vez lo de compartir vehículo como algo positivo, entonces ¿en qué quedamos?.




Luego existe otra problemática que es la de la calidad del transporte público, algo que no sólo afecta al sector del Taxi y que es trasladable a cualquier otro medio como el de los autobuses, el tren, metro, con incidencias en horarios, conductores que no siempre son todo lo amables que deberían, etc.

Seguro que todo el mundo tiene alguna anécdota que puede contar sobre ello lo que demuestra que hay algo que falla.

Es, por otra parte, como si obligaran al consumidor a no usar los servicios “más oficiales”, por decirlo de alguna manera, a verse obligado a tener que ir en su propio coche o a buscar esas alternativas, como era Uber, en busca de pagar mucho menos por llegar a destino.

Deja un comentario