iphone
Posted on / in Seguridad, Tecnología

Porque un iPhone es más seguro que un Android

A veces es complicado discutir sobre telefonía con alguien que tiene las ideas muy cerradas sobre un determinado sistema operativo o prejuicios sobre las diferentes marcas, como puede ocurrir con Apple, hay quien piensa que sólo se paga una imagen, lo que no es incierto del todo, pero también hay una calidad detrás que es totalmente indiscutible.

Por cierto, los que en su día tuvimos que pagar una vez por instalarnos Whatsapp en el iPhone, ahora lo tenemos gratis de por vida, y con las actualizaciones de software igual, por mucho que haya quien diga que las apps de un iPhone o de un iPad son de pago, como si en el Play Store de Google todo fuera gratis, pero eso es otro debate en el que ya entraré o no.

Ahora os quiero hablar de la seguridad, de esa asignatura pendiente en cualquier terminal que lleva Android, y que poco a poco van mejorando, mientras que en Apple siempre se ha mantenido un cierto nivel, gracias en parte a la reestricción de las aplicaciones que se publican en su App Store, pero también de la arquitectura que a nivel de seguridad presenta cualquiera de los dispositivos.

Esto no quiere decir que no sean infalibles, pero sí que presentan algunos mecanismos que harán que sean más difíciles de poner en jaque.

A la hora de encender el mismo dispositvo se realiza una comprobación del certificado raíz del chip y los datos se cambian de ubicación de forma aleatoria.




Sobre las apps instaladas, no solamente es que se hayan revisado previamente, también presenta un sistema gracias al cual evita que el código se automodifique, además de otro que hace de sandboxing, o lo que es lo mismo, aisla cada una de las aplicaciones para que no puedan comunicarse con las otras, es decir que no pudiera acceder a archivos y copiar datos de otras apps, lo que podría ser realmente comprometido.

Otras funcionalidades que vienen de serie son la posibilidad de borrado remoto del dispositivo en caso de robo, localización geográfica o la posibilidad de hacer una foto, funciones que en otros sistemas operativos no existen o en los que es necesario pagar para disponer de ellos, generalmente gracias a terceros como desarrolladores de antivirus o de otras aplicaciones.

No he hablado de otros temas como criptografía o cifrado de datos, en los que en este caso, igual que el resto de aspectos, iOs no tiene rival.

La seguridad en un iPhone no es perfecta

A pesar de que iOs sea uno de los sistemas operativos para móvil más seguros que podemos encontrar en la actualidad, está claro que no es perfecto, y que podemos encontrar algunas vulnerabilidades, debidas a nuevos sistemas que utilizan la nube, o lo que es lo mismo, internet, para ofrecer nuevos servicios, como es el caso de iCloud, todos recordamos el robo de imágenes de celebrities y la opacidad con respecto a esta noticia.

Otra cosa distinta es si el mismo usuario se encarga de destrozar esa seguridad en su iPhone, esto es si hacemos jailbreak pensando que estamos convirtiendo nuestro smartphone en una máquina más completa, pero en realidad al piratear un dispositivo de Apple lo que estamos haciendo es cargándonos el entramado de seguridad, lo menos malo que nos puede pasar es instalar aplicaciones sin certificar, lo peor es que damos acceso a malware a un producto que de fábrica lo impedía, o que al menos estaba preparado para impedirlo.

En definitiva cualquier dispositivo con Android sigue siendo mil veces más vulnerable que cualquier iPhone, como desarrollador es muy fácil publicar en el Play Store malware, antes de que se den cuenta de que realmente es código malicioso, y esto es algo muy triste, para un sistema tan utilizado, sobre todo porque los chicos de Google suelen hacer las cosas muy bien, pero en esto quizás les ha faltado pensar un poco más, desde el principio.




Deja un comentario