programar-para-smartphones
Posted on / in Desarrollo de aplicaciones

Programar para smartphones

Metidos ya en el año 2015 el panorama tecnológico se divisa bastante emocionante, como viene siendo de costumbre en los últimos años.

Cuando pensamos en programar apps para smartphone de forma específica nos viene a la cabeza todo un conjunto de sistemas operativos, por suerte bastante reducido,  podríamos hablar de iOs, Android, Windows Phone y Blackberry.

Aunque probablemente encontremos algún otro sistema operativo más, también su uso es muy minoritario con lo que deberíamos centrarnos en los que más se utilizan para llegar así al mayor número de público.

El hecho de que existan varios sistemas operativos supone que tendríamos que trabajar para poder programar para todos ellos, y eso supone tener que aprender a hacerlo, dedicando muchas horas para cada uno de ellos, lo que es muy poco productivo.

iOs

iOs es el sistema operativo usado en los dispositivos móviles Apple, tanto en su móvil, iPhone, como en sus tablets iPad.




Hoy en día su uso está realmente extendido, podríamos decir que comparte liderazgo con Android, a pesar de que en el mercado haya una mayor cantidad de terminales con el sistema de Google.

En el caso del sistema operativo de Apple, el iOs, nos obliga a tener que trabajar con un Mac para poder programar con Objetive C y el XCode, que se pueden descargar de forma gratuita desde cualquier equipo de la marca.

Su aprendizaje no es excesivamente complicado, se trata de tener conocimientos bastante básicos a nivel de programación y el sistema permite, de forma intuitiva realizar pequeñas apps.

Eso sí, a la hora de publicar las apps realizadas en el App Store deberemos tener en cuenta que hay que pagar una cuota anual de desarrollador y deberemos esperar a que la aplicación sea aprobada según los términos y condiciones de Apple.

No por ello hemos de desistir…

Por tanto si pensamos en programar para smartphones debemos pensar, sí o sí, en hacerlo para este sistema.

Android

Es sin lugar a dudas el líder, con una diversificación de teléfonos móviles de todas las marcas, modelos y precios, lo que significa que llegaremos también a todo tipo de segmentos.

Para programar apps en Android necesitaremos un entorno de programación como Eclipse y descargar los SDK.

Aunque aquí la línea de aprendizaje no es tan simple, deberemos tener conocimientos Java y quizás pelearnos con algún que otro manual.

En cambio la publicación en el Play Store es realmente sencilla.

Windows y Blackberry

El primero está en alza y el segundo en caída, pero aún así todavía encontramos seguidores fieles de ambos que están aferrados a un modo de trabajo y no quieren probar nada más.

Sin embargo como desarrollador considero que tener que aprender a programar para estos dos sistemas si todavía no tenemos controlados los otros dos no es una gran idea, pero si buscamos especializarnos nunca está de más.

Antes de que os embarquéis en la aventura de programar para Windows Phone o para Blackberry os recomiendo que echéis un vistazo al siguiente punto.

PhoneGap

¿Y si pudiéramos programar de una vez las aplicaciones sin tener que preocuparnos por el sistema operativo?

Parece el sueño de todo desarrollador ya que mejora y mucho nuestra productividad, usando además un solo programa y lenguaje.

PhoneGap es una solución adquirida por Adobe que nos permitirá elaborar aplicaciones móviles usando los lenguajes de programación que ya conocemos como pueden ser HTML, CSS y Java Script.

Sí, si sois diseñadores web esta es vuestro framework, además la integración con Dreamweaver es perfecta y será muy sencillo obtener el resultado final así como subirlo a cualquier market disponible.

Si esto no es suficiente, con PhoneGap también podremos ampliar la cantidad de sistemas para los que trabajar, nos encontramos como Bada o WebOs.

Y la línea de aprendizaje es mucho más simple y lineal para todo aquel que venga de diseñar páginas web o de programar con cualquier otro lenguaje.

Tenéis más información en el enlace oficial de PhoneGap.

Tags:

Deja un comentario