estacion-de-tren
Posted on / in Barcelona, Marketing, Tecnología, Varios

Renfe y sus problemas

Hace tiempo que los usuarios de RENFE vivimos todo tipo de experiencias, y si no que se lo digan a todos los que ayer llegaron tarde a sus respectivos trabajos o a estudiar en la ciudad de Barcelona, donde hubo de nuevo problemas con retrasos horarios muy considerables.

Incluso no hace demasiado sufrí en mis propias carnes un retraso monumental de 45 minutos que me hizo llegar tarde a una reunión de trabajo, los pobres viajeros que tenían que entrar a trabajar a una hora determinada estaban que no podían más en algo que por lo visto suele ser habitual en el servicio de ferrocarril.




En aquella ocasión la anécdota fue que las paradas que el sistema iba dictando a medida que se iba acercando a las estaciones, también era erróneo, con lo que los no habituales o turistas se quedaban atónitos sin saber muy bien donde estaban.

Hay cosas que se pueden arreglar fácilmente y otras que tal vez sean fruto de los imprevistos por las obras que se están realizando o cualquier otro inconveniente.

No sé como funciona el sistema que avisa de las estaciones donde hará parada, pero me imagino que se trata de un recorrido que es necesario activar en un ordenador, con el trayecto que se realizará, supongo que todo está automatizado, por tanto ese fallo fue porque alguien se equivocó al marcar la ruta, lo que me sorprende es que no se rectificara hasta que se llegó a la Estación de Sants en Barcelona, desde la de Reus, tras 6 paradas…

Disculpen las molestias

No hay nada que moleste más a un cliente, los viajeros son clientes porque pagan por un servicio, que la falta de información cuando se dan cuenta de que saldrán con un retraso importante que echa por el suelo cualquier plan que hayan realizado.

Esa desinformación es quizás lo más grave y es difícilmente subsanable porque no sirve un disculpen las molestias, aunque se agradece dar una explicación por pequeña que pueda ser.

Tampoco es algo que sirva en exceso que te devuelvan el dinero, aunque es una de esas políticas que se suele aplicar en estos casos, junto con un justificante para la empresa de turno en el que conste que se ha llegado tarde por culpa del servicio, por cierto para obtenerlo también hay que hacer cola, con lo cual todavía se pierde más tiempo si cabe.

Mi sensación es que al tiempo que avanzamos o en este caso RENFE avanza, con infraestructuras de alta velocidad, apps, posibilidad de pagar con tarjeta, etc. por otro lado hay algunos aspectos que son realmente mejorables sobre todo cuando se trata de cercanías.

Deja un comentario