Posted on / in Marketing online

Si copias Google te va a penalizar

En internet podemos encontrar de todo, por lo menos en la parte visible gracias a los buscadores, tenemos a nuestro alcance toda la información que queramos, lo que siempre es útil a la hora de documentarse cuando toca tratar algún tema que otro, estudiar o hacer algún trabajo.

Hay algunos portales que se han convertido en un fijo a la hora de buscar, uno de ellos es el Rincón del Vago, que tras el paso de los años permanece, el otro Wikipedia, que se ha convertido en esa enciclopedia virtual que ha acabado con las de papel.

Pero una cosa es documentarse, ampliar la información y otra es usar el copy paste de forma indiscriminada, algo que enseguida se nota, y si pretendemos hacer un trabajo de clase con esta técnica corremos el riesgo de quedar como unos tramposos.




Con los blogs o las páginas web pasa algo más o menos similar, copiar y pegar no siempre es una buena idea, bueno, nunca es una buena idea, primero porque el creador del original nos lo puede recriminar acusándonos de plagio, quién no ha visto los problemas de alguna que otra bloguera de moda, acusada de copiar estilos y conjuntos enteros, y segundo porque el buscador Google nos puede penalizar.

Google ha comenzado a penalizar aquellos sitios que copian contenido, que lo reproducen de forma literal, y las consecuencias son enormes porque supone perder tráfico de forma vertiginosa.

El caso más escandaloso lo hemos vivido con todos aquellos que tienen una tienda online, donde parecía una práctica común y frecuente la de pegar las características de los productos directamente de la página del fabricante, el mayorista o incluso (y esto es más grave aún) de la competencia.

La tienda online Redcoon se dio cuenta de que sus competidores estaban copiando “sin ton ni son” todas las descripciones que hacían de sus productos, hasta el punto de que era un copia y pega de forma escandalosa.

La solución de Redcoon, me quito el sombrero, fue la de añadir a la mitad de cada descripción un lema de su empresa, con lo que esa competencia acababa pegándolo todo y haciendo, sin querer, publicidad, y dio resultado, porque las empresas escarmentaron y eliminaron ese rastro, pensándolo mejor antes de volver a hacer lo mismo.

Si tenemos una tienda online lo mejor que podemos hacer es intentar escribir una reseña propia, única y creativa, en la que por supuesto debemos especificar las características de lo que vendemos, pero no está de más intentar ofrecer un contenido que además nos serviría para llamar la atención de los clientes.

Es un acierto por parte de Google, sin que sirva de precendete y sin querer hacerle la pelota (o igual sí), que se esfuerce en determinar qué contenidos son originales, por el bien de la calidad de internet, lo que pasa es que hablar de algunos temas e intentar apuntar cosas nuevas cuando hay ya mucho escrito es una especie de misión imposible.

Tags:

Deja un comentario