Diseño web

¿Por qué necesito una página web?

Me estoy encontrando con algo realmente curioso entre algunos emprendedores y empredoras que con entusiasmo ponen en marcha sus negocios, inviertiendo en algunos casos cantidades verdaderamente grandes de capital, pero que no ven como una primera necesidad tener una página web de su empresa o proyecto.

Un emprendedor que lanza su negocio, está pensando constantemente en nuevas formas de promoción, la idea es la de dar a conocer el negocio, obtener la tan ansiada visibilidad para que sepan de nosotros los clientes potenciales con el objetivo de que acaben mutando en clientes reales.

Hasta aquí el obejtivo parece bastante simple y además sabemos que internet puede ayudarnos a cumplirlo y sí parece que la mayoría de emprendedores lo crean y trabajen sobre sus redes sociales como Facebook, Twitter o incluso Google Plus, aunque sobre todo hablamos de la primera como principal y que parece que está a años luz en seguidores, por mucho que algunos usuarios le auguren un fin cercano.

Si con Facebook entro en contacto con mis clientes la pregunta que me hacen cuando les ofrezco mis servicios es ¿Para qué necesito una web? a lo que me quedo un poco estufeacto, tal vez porque le tengo una fe ciega a eso de disponer de una web corporativa, y también porque considero que una página web le da a la empresa cierta imagen de seriedad, que sin ella es más difícil de conseguir.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La respuesta a una pregunta así tiene que pensarse realmente bien, a conciencia, ya que esa cuestión significa principalmente una cosa, es síntoma de que la persona que la realiza no cree en absoluto que deba invertir en una web.

Sin embargo el emprendedor ve como algo imprescindible y totalmente necesario contar con un gestor fiscal o pagar por una publicidad en algún que otro medio precios que a menudo son desorbitados…

¿El emprendedor ha perdido la fe en lo que puede conseguir su página web para su negocio?

Todo parece indicar que sí, que eso de una web es algo que no da resultados y esa conclusión es lamentablemente fruto de una página que tras días, semanas, meses y años no acaba aportando absolutamente nada, no se utiliza, no tiene visitas y acaba formando parte de ese conjunto de nombres de dominio expirados tras la dura decisión de renovar.

Cuantas veces he dicho eso de que una web sin promoción… ¿no sirve de nada?

En cambio, si le aplicamos esa promoción tenemos un medio que puede aportarnos la mayor parte de presupuestos de nuestro negocio, ni más ni menos, claro está que para eso nuestra página tiene que aparecer hasta en la sopa, en internet y fuera, hay que trabajar para conseguirlo y ese trabajo es cuestión de tiempo y por tanto también lo es de dinero.
Porque necesitas una web
Voy a pasar a hacer balance de los puntos por los cuales es necesaria una página web, teniendo en cuenta que algunos de ellos pueden ser tachados de subjetivos porque quizás soy muy entusiasta, pero es que estoy convencido de que es necesaria.

ARROJA SERIEDAD DE CARA A CLIENTES Y PROVEEDORES

El primer punto tiene que ver con algo tan sencillo como es que te tomen en serio cada vez que te presentes a un posible proveedor o a un posible cliente, no contar con un dominio propio suele ser motivo de desconfianza.

Incluso habría proveedores que no querrían trabajar contigo y lo mismo podría ocurrir con los clientes.

DA IMAGEN

¿Conocéis alguna multinacional de éxito que no tenga página web? Pues por algo será.

Por supuesto se trata de imagen corporativa, sea cual sea el tipo de producto que vendes, el servicio que ofreces o el tamaño de tu empresa, sea pequeña o grande, la idea que te puedan identificar correctamente con un logo, con tu marca, es fundamental.

TU WEB TE HACE GRANDE

Si eres autónomo tu página web te permite llegar a clientes que posiblemente jamás habrías imaginado, a ciudades o países donde quizás ni te habrías planteado que podrían ser una oportunidad para tí, y si tienes una pequeña o mediana empresa con más razón todavía.

ES UNA EXTENSIÓN DE TU NEGOCIO

Cuando tu no trabajas y estás descansando o en reuniones con otros clientes, puede que tu web esté siendo visitada por un potencial, si aportas la información suficiente en tu espacio web es más que probable que no tengas que explicar qué es lo que haces y qué no, pero en caso contrario podrán hacer la comsulta que crean oportuna.

AGLUTINA TODOS LOS PERFILES SOCIALES EN UN ÚNICO SITIO

Aviso para navegantes: Hay redes sociales como Linkdin que sólo te dejarán crear un perfil de empresa si cuentas con un dominio propio y si vas con tu corre del Gmail no podrás alcanzar un público más amplio.

Las redes sociales son necesarias en la empresa, pero una web te permite informar sobre cuáles son los perfiles reales y evitar confusiones.

TU WEB ES TU MARCA, TU IDENTIDAD

Una empresa que sea nombredeempresa.com es totalmente inequívoco y bastante inconfundible y aunque la recomendación siempre sea la de registrar la marca o el nombre comercial que vamos a utilizar, disponer de ese dominio en cuestión nos permite construir todo un ecosistema de “marca” entorno al nombre de dominio o lo que es lo mismo, la página web.

APARECE EN GOOGLE

Los usuarios buscan los servicios que ofreces en Google, así como en otros directorios, pero está claro que para aparecer en los primeros puestos del buscador o simplemente aparecer y más o menos controlarlo es teniendo una web propia.

COMPARTE CON TUS CLIENTES LO QUE HACES

Aquí seguramente me diréis que se puede hacer con un perfil de Facebook, pero voy un poco más allá, si quieres de verdad generar un contenido y que sea visible a tu público objetivo necesitas una web, en este caso un blog, y si además acabas compartiéndolo en las redes sociales entonces mucho mejor.

CONTROLA TU PROPIO ESPACIO LIBREMENTE

El problema de las redes sociales es que muchas veces hay criterior por los cuales no puedes escribir lo que realmente quieres o bien, como en el caso de Facebook, no todo lo que publicas le aparece en el timeline a tus seguidores, así que ten en cuenta ese factor.

DEMUESTRA QUE TU EMPRESA EXISTE

No es que tener una web con dominio sea una garantía de “chanchullo” pero es que no tenerla resta más que suma.

Además en cualquier momento una persona interesada puede buscar en el whois de un nombre de dominio para conocer si esa web existe desde hace mucho tiempo (o no) y si está registrada por muchos años, así como los datos de contacto y por tanto cerciorarse en caso de duda.

ENSEÑA TU NEGOCIO PÚBLICAMENTE

Muestra en tu web lo bonito que te ha quedado el local después de una reformas, el aspecto de tu oficina, de las instalaciones, ofrece la oportunidad a los visitantes que hacer una visital virtual.

CONSIGUE UN ESCAPARATE 24 HORAS

Mientras tu negocio está cerrado, en internet sigue abierto y no solamente está limitado a las tiendas online, también para cualquier otro sector, piensa que en cualquier momento pueden enviarte un presupuesto o una consulta directa.

OBTÉN PRESUPUESTOS o RESERVAS ONLINE

Tengo algún cliente que es un restaurante y se sorprenden cada año por conseguir reservas importantes, lo mismo ocurre con las solicitudes de presupuesto.

EVITA QUE TE SUPLANTEN

Crear un perfil en Facebook o Twitter con el nombre de otro o de otra empresa es tan fácil que da hasta miedo, de esta manera cualquier posible cliente que esté interesado sólo tendrá que entrar en tu web para asegurarse de los perfiles sociales “reales”.

DATE A CONOCER LOCALMENTE

Sí, habéis leído bien, localmente, tu página web te puede ayudar a eso porque sólo es cuestión de que tu nombre de dominio aparezca en tarjetas, furgonetas, carteles, anuncios… y esa primera imagen que se obtiene al entrar en la web también es genial para el público local.

Además con tu web podrás segmentar perfectamente a tu target y orientarlo según la ubicación desde la que entren.

DATE A CONOCER A NIVEL INTERNACIONAL

Por supuesto, si es posible hacer una orientación por idioma, en el caso internacional es algo que se hace más que necesario, pudiendo llevar a cabo las medidas necesarias para enfocar el servicio o producto hacia un mercado exterior, o ¿es que no quieres internacionalizar tu negocio?
CONCLUSIONES FINALES
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Si a estas alturas y después de leer el artículo sigues preguntándote por qué necesito una página web entonces no se me ocurren más motivos y te aconsejo que busques en la red opiniones de emprendedores a quienes les ha ido muy bien con sus webs.

Lo decía en el comienzo del post, si pretendemos que nuestra página web dé unos resultados no podemos limitarnos a publicarla y ya está, es necesario trabajar diariamente para conseguir unos frutos, que finalmente llegan si las cosas se hacen como es debido, pero siempre es una tarea a medio-largo plazo, difícilmente conseguiremos algo espectacular en poco tiempo y debemos concinciarnos de que esto es así.

Marcarnos un plan de trabajo para nuestra página web hará que todo acabe siendo más fácil y sencillo, una rutina en la que dediquemos unos minutos a actualizar y promocionar, tampoco tenemos que pensar que hacerlo será complicadísimo y si no tenemos tiempo para ello, siempre hay profesionales que os pueden echar una mano y desde aquí me ofrezco para ello, estoy convencido de que el coste de una buena web, unido a la inversión por promocionarla acaba ayudando a cumplir los objetivos que nos habíamos marcado en nuestro negocio.

Diseño web

Plantillas para hacer un directorio con WordPress

Una de las ideas en las que llevo un tiempo trabajando, como proyecto propio, es el de programar una guía de empresas y profesionales en internet, aunque el tema ya está bastante “tocado” no me importaba hacer algo pensando sobre todo en un público más local.

Precisamente por ello adquirí el dominio laguia.cat con la intención de llevar a cabo esa guía catalana y viendo como hacerlo a nivel más amplio supondría un cierto tiempo.

Ahora bien, de la primera idea que era la de programar desde cero esta guía, con todo lo que conllevaría a nivel de horas de programación, diseño y demás, y tras ir haciendo en ratos libres, finalmente he desistido de hacerlo de esta forma y lo he lanzado a través de un gestor de contenidos.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Al principio probé con Drupal, en esa ocasión me limité a emplear un tema gratuito que me pareció interesante aunque no estaba pensado para la creación de directorios, eso sí, tuve que instalar varios módulos y aún así no me convenció el resultado.

En el caso de la programación desde cero había conseguido programar un buscador y una base de datos, no parecía algo muy complicado para cualquier desarrollador, pero entonces descubrí unas plantillas de pago que estaban pensadas para WordPress, presentaban una serie de acabados y detalles, como mapas y demás, que seguramente hubiera tardado mucho en tener listas en caso de hacerlo todo desde la nada.

La plantilla en cuestión tiene puntos muy interesantes, como decía, mapas, sliders, buscador, una presentación realmente atractiva, pero además con la opción de cambiar el css en cualquier momento sin limitación alguna.

Quizás el único inconveniente viene dado por el tema de las traducciones, esta plantilla está escrita en inglés, y no siempre es fácil encontrar los elementos que hay que traducir, lo cierto es que queda algo mal eso de que haya algunos elementos de la web que estén en distintos idiomas, pero desde luego la tarea de ir buscándolos y cambiando es mucho menos costosa que la de tener que sacarse de la chistera todo un directorio entero.

Al no inventar nada nuevo, ya que internet está plagado de páginas de este tipo, directorios de empresas, cupones de oferta y demás, el producto final resultaba bastante completo.

Una muestra más de que WordPress no solamente sirve para tener un blog y puede usarse para tener una página web, un portafolio, o como en este caso un directorio.

Google Otros

Ser primero en Google

En los últimos años, el máximo objetivo de todo aquel que posee una página web es muy claro: Ser el primero en los resultados de búsqueda en Google, ya que esto es muestra de éxito, siempre y cuando sea con las palabras clave adecuadas.

Durante un tiempo conseguir ese resultado era algo relativamente fácil, la receta era un secreto a voces, y las técnicas a llevar a cabo se encontraban en foros, blogs y cualquier manual on-line.

Pero Google, buscando un salto cualitativo en sus resultados, perfecciona constantemente sus criterios, y su algoritmo para puntuar las páginas web, el llamado page rank.

El SEO, es decir el arte de posicionar las páginas web en los buscadores de forma óptima debe evolucionar de forma igual, porque hay algunas reglas del juego que han cambiado, y esto supone que hay que aplicar nuevas estrategias distintas.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Entonces la pregunta puede ser ¿Cómo conseguir que mi web sea la primera en Google?

Bien, no hay fórmula secreta, aunque sí recomendaciones que tienen que ver con la calidad de nuestra web, a nivel tanto de accesibilidad, usabilidad, y como no, contenido, y sí, si nuestra web sale enlazada en muchos sitios, estará genial, pero es más un tema de calidad que de cantidad, cosa que durante un tiempo había sido al revés para los buscadores.

Otro de los temas imprescindibles, sobre todo si la idea es la de estar en Google, es que el buscador disponga de toda la información de nuestras páginas, en ese sentido la herramienta clave es google webmasters, en la que podremos subir mapas de sitio, observar las búsquedas que se realizan, y analizar los posibles errores de indexación, para corregirlos de la forma adecuada.

En definitiva, si lo que perseguimos es tener buenas posiciones en el buscador líder, lo primero que debemos hacer es trabajar la calidad de nuestra página, y a partir de ahí, ya hablaremos.