siteground
Hosting WordPress

Día 1 en SiteGround

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Durante un tiempo javierarevalo.com ha permanecido sin contenido, esperando para ver si le daba un nuevo impulso al blog, sobre todo tras algunos cambios profesionales que he tenido en los últimos meses.

El primero de esos cambios ha tenido que ver con el hosting, actualmente trabajo con varias empresas en las que por unas razones o por otras he ido albergando mis webs o la de algunos clientes.
Razones por las que he cambiado de hosting
Lo primero a comentar es que decidí cambiar de un hosting compartido a un VPS, independientemente del proveedor a elegir,  no ha sido algo que me haya convencido demasiado.

Los VPS los he tenido en OVH y en CubeNode, y en ambos ha estado bien, en el primer caso tienes que ir por libre a la hora de administrar o gestionarlo tú mismo, en el segundo tienes algo más de ayuda.
Conclusiones al utilizar un VPS
Sin embargo mi experiencia con los VPS me ha hecho sacar una serie de conclusiones:

Con un VPS tienes que saber como administrar y cómo sacarle todo el partido para que realmente valga la pena.
Si te gusta más la administración de servidores que generar contenido, entonces es tu mejor opción, pero si prefieres escribir un blog, deberás sacar tiempo para aprender a administrar.
De la seguridad de un VPS te encargas tú, y es algo realmente complicado de hacer correctamente.
Me lo parece o las ip  de los VPS de OVH (por lo menos las mías) generan tráfico dudoso por si solas…
De los recursos como la RAM de un VPS es todo un quebradero de cabeza (seguridad y demás son aspectos que tienen parte de culpa, no voy a perder mucho tiempo en averiguar.
La velocidad de la carga de las webs, o la respuesta de servidor es todo una odisea si no modificas el .htaccess, y aún así no consigues resultados óptimos (más aún si hablamos del uso de WordPress).
El precio de un VPS básico es muy barato, pero si quieres algo decente tendrás que invertir.
En el caso de OVH se desentienden si tienes algún problema con el VPS (se supone que lo administras tú.)

Por qué he vuelto a un hosting compartido
Teniendo claro que contratar un VPS no me ha supuesto ventajas a nivel de SEO en mis páginas, y sí que el rendimiento de éstas dejara mucho que desear, tenía claro que debía volver a contratar un hosting compartido, pero no cualquier hosting compartido.

Había barajado varias posibilidades de hosting, con una disparidad de precios enorme, también sabía que mi apuesta clara en esta ocasión sería por la calidad, huyendo en parte de esos servicios ilimitados…

Era vital, entonces disponer de un buen alojamiento, que tuviera unas garantías mínimas con páginas web hechas con WordPress (o sin este gestor), que me diera seguridad y rendimiento.
Cómo tomé la decisión de contratar SiteGround
Hay proveedores que me han decepcionado un poco cuando he trabajado con ellos, tal vez por soy un poco exigente o simplemente pido cosas como una respuesta de servidor en condiciones, velocidad de carga, una atención al cliente atenta, etc.

Contando además con la condición de que el servicio estuviera optimizado para WordPress.

Había probado NameCheap, pagué 9$ por un año entero, y bueno no está mal, pero necesitaba un proveedor donde meter mis páginas o algunos dominios, sin tener que preocuparme demasiado por el número.

Con Godaddy había trabajado durante muchos años (sigo teniendo algún dominio con ellos), me fijé en que tenían también un hosting especializado en WordPress, lo que me hizo dudar hasta el final, de hecho estuve a punto de tomar la decisión de volver a confiar en ellos.

Ya hacía tiempo que leí cosas sobre SiteGround, una empresa de la que se hablan maravillas, optimizada para WP y con una respuesta de servidores magnífica (pero claro, estoy cansado de leer cosas buenas de todas empresas de hosting y luego cuando contratas no es exactamente, con lo que volví a dudar…).

SiteGround está recomendado directamente por WordPress, este hecho fue determinante, mientras Godaddy no.

En el caso de Siteground te permitían una migración gratuita de tu web, algo que me facilitaba mucho la tarea.

Y disponían de herramientas interesantes y plugins propios…

Así que finalmente opté por el plan de hosting GrowBig, con webs ilimitadas y la posibilidad de escalar si necesito más en un futuro.
La experiencia actual con SiteGround
Contraté y solicité la migración gratuita, facilité los datos y voilà mi web estaba tal y como se encontraba en el otro proveedor, fantástico.

Decidí instalar un certificado Let’s Encrypt, se hace desde el panel de control, con un clic, simple y sencillo.

Probé en realizas tests de velocidad, y descubrí como mejoraba bastante con lo que tenía antes.

A pesar de la migración WP, lo que realmente es impresionante es la instalación desde cero con CPANEL, lo que se instala no es solamente un WordPress, además dispones ya de algunos plugins instalados de caché y optimización SG.

A los pocos días de contratar se pusieron en contacto conmigo para interesarse por el proyecto que tenía, por si necesitaba ayuda, algo que se agradece y muestra la calidad de la atención al cliente.

Otro detallito, parte del spam que estaba recibiendo teniendo mi correo en un VPS ha desaparecido, estoy convenido de que mi blog está mucho más protegido que antes y que tengo un soporte enorme detrás.

Espero que esta relación que inicio con SiteGround sea duradera y fructífera.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

hosting
Internet

Cambiar de hosting

Os voy a explicar mi experiencia personal con el cambio de hosting de una buena parte de dominios que he atesorado durante este tiempo, aprovechando además para hacer algo de limpieza, quedándome con aquellos proyectos que realmente he acabado considerando viables y desechando aquellos que no tanto o que simplemente no me aportaban tanto.

Las razones que me han llevado al cambio han sido varias, después de muchos años de tener mi hosting con Godaddy, ha llegado la hora de renovar tras probar el servicio de la empresa estadounidense, que dicho por otra parte no ha sido malo del todo aunque en más una ocasión he sufrido, como todos los clientes, alguna que otra caída en el servicio, cargas lentas, etc.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero repito, la experiencia no ha sido tan horrorosa como algunos usuarios describen, y en mi caso las razones principales atienden a la de migrar hacia un servidor privado en el que tener algo más de control sobre las webs, también he considerado muy seriamente la posibilidad de emplear distintas ip nacionales que mejoren el posicionamiento, cosa que por otra parte era imposible con Godaddy.

Otras razones que han ayudado a la toma de decisiones está en el cambio de planteamiento que he hecho con respecto a analizar las visitas, viendo que Google Analytics era utilizado por Google para generar su propias estadísticas, contribuyendo a su enorme base de datos y lo peor de todo, con el uso de las cookies, mi decisión final ha sido la de intentar prescindir de este sistema.

Por tanto debía considerar una alternativa a Google Analytics, pero que no instalara cookie alguna en el equipo del visitante y esto sólo era posible con algún sistema como webalizer o AW Stats, que se encuentran en cualquier VPS.
Acertar al cambiar de hosting
La toma de decisiones a la hora de cambiar de proveedor de hosting es una tarea muy complicada, sobre todo porque en internet encontramos opiniones para todos los gustos, desde luego no ha todo el mundo le va igual la feria, pero en este caso hay algunos datos que nos pueden hacer decidir por una u otra opción.

Ahora mismo trabajo con varias empresas, no me lo juego todo a una carta, también porque no todas mis páginas web o la de mis clientes necesitan unos requerimientos elevadísimos, aún así los puntos calientes a tener en cuenta para mí son:
Ubicación de servidor local o ip
La ubicación del servidor en la que se encuentre nuestro hosting es importante, ya que está demostrado que a Google le gusta posicionar mejor las que sean del país.

Sin embargo hay una tendencia que es la que emplean algunas empresas que tienen sus servidores ubicados en cualquier lugar, pero emplean ips de distintos países, tampoco es una mala opción.
Precio
El precio es un punto realmente delicado, mi pregunta es ¿vale la pena pagar un precio muy alto por un servidor privado?, aquí tenemos que ser críticos porque lo más barato no siempre es una ganga, pero lo más caro tampoco tiene porque ser sinónimo de mejor.
Atención al cliente
No quiero tener que practicar con mi inglés de ir por casa cada vez que tengo que ponerme en contacto con el proveedor por cualquier tema y menos si tengo que llamar al otro lado del charco.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

También me gustan los proveedores que tienen números de teléfono gratuitos o provinciales, que no supongan un coste extra.

La rapidez en la respuesta unida siempre a la capacidad de mostrar soluciones eficientes es algo que debe tenerse en cuenta, por desgracia es algo que no descubriremos hasta que no seamos clientes.
Respuesta del servidor
Aquí viene un poco todo el conjunto de la calidad del servidor, si está muy saturado, etc., la velocidad de carga de las páginas web…
Libertad de movimientos
Algo que pocas veces se piensa es esto, si queremos probar una compañía para ver si realmente nos interesa o no, si nos sentimos agusto a la hora de trabajar y demás, lo que jamás se puede hacer es hacer una primera compra por todo un año entero, es mejor que probemos un mes.

Otra cosa que no me gusta es lo que hacen compañías como 1&1 que ofrecen descuentos a cambio de permanencias.
Conclusiones
Un día, con algo más de tiempo, me dedicaré a hacer una lista con provedores de hosting, analizando sus pro y contras, aunque eso siempre resulta muy subjetivo, de momento estoy contento con el resultado que me da OVH, ya veremos qué pasa en el futuro.