¿Es mejor o peor la conexión LTE que 4G?

¿Es mejor o peor la conexión LTE que 4G?

//

Javier Arevalo

Cuando observamos la barra de cobertura de nuestro smartphone, nos fijamos si tiene o no cobertura de datos, encontramos en ocasiones el término 4G, pero hay dispositivos donde aparecen las siglas LTE, especialmente esto suele ocurrir en los dispositivos de Apple.

Como hay división de todo tipo, sobre todo entre usuarios sin conocimientos demasiado profundos a nivel técnico, que enseguida buscan en Google para ver si encuentran la respuesta adecuada para saber si LTE es peor que 4G o viceversa.

Voy a intentar explicar un poco ambas tecnologías y qué es exactamente cada una de ellas para aclarar (o al menos intentarlo) un poco el tema.

Las redes 4G utilizan una variedad de tecnologías para mejorar la velocidad y el rendimiento de las comunicaciones móviles. Estas tecnologías incluyen el uso de múltiples antenas (MIMO), que permite una mayor capacidad de datos y una mejor calidad de la señal, y el uso de tecnología de acceso por división de frecuencia ortogonal (OFDMA), que permite una distribución más eficiente de los datos.

LTE es una tecnología 4G

LTE, por otro lado, significa Long-Term Evolution (Evolución a Largo Plazo) y se considera una tecnología específica dentro de la familia 4G.

En pocas palabras, el LTE es una implementación específica de la tecnología 4G que se enfoca en proporcionar velocidades de datos ultra altas y una experiencia de usuario mejorada en términos de rendimiento y latencia.

El LTE se basa en el uso de una arquitectura de red completamente IP y utiliza el espectro de radio optimizándolo, podríamos decir que lo usa de un modo mucho más eficiente.

Esto significa que el LTE puede admitir velocidades de datos más rápidas y una mayor capacidad de usuarios simultáneos en comparación con las tecnologías 4G anteriores.

Diferencias entre 4G y LTE (y porque LTE es mejor)

Aunque para la mayoría de usuarios 4G y LTE es lo mismo, existen diferencias técnica entre ambas, pero fundamentalmente 4G es la generación de tecnología móvil y LTE es una implementación de esa tecnología en sí.

Las bondades del LTE son diversas, estamos hablando de velocidades más rápidas, una menor latencia, una mayor capacidad de usuarios simultáneos, mejor calidad de voz y una mejor eficiencia espectral (como comentaba anteriormente optimiza este aspecto).

Si profundizamos en estos conceptos…

Más velocidad de conexión a internet

Con lo cual notarás la diferencia si necesitas navegar de un modo más fluido o realizar alguna descarga de archivo o mejor calidad de transmisión multimedia en streaming.

Menor latencia

Cuanto menos latencia mejor, ya que se trata del tiempo que tarda un paquete de datos en viajar desde su origen hasta su destino, desde el servidor en el que se encuentre hasta tu dispositivo.

Es crucial para aspectos como videollamadas, juegos, transmisión de vídeo…

Mayor capacidad de usuarios

Gestionar una cantidad enorme de usuarios utilizando todos al mismo tiempo su smartphone no es tarea fácil, sobre todo teniendo en cuenta cuando hay zonas muy pobladas.

Las redes LTE se comportan de un modo mucho más eficiente que las tecnologías 4G anteriores.

Eficiencia espectral

El hecho de que empleee el espectro de radio de una manera eficiente significa no solamente que tiene un rendimiento mejor sobre velocidad y calidad de señal sino que también supone para los operadores recudir el consumo de energía y por tanto minimizar su impacto en el medio ambiente.

Por tanto si en tu smartphone aparece LTE no te preocupes, porque es simplemente una variante del 4G optimizada que solamente aportará beneficios a tu conexión.

Deja un comentario